“Yo no puedo hacer nada más, yo no puedo hacer nada más” tararea Vettel, desechica de los nervios, al final de la clasificación en Sochi, Rusia, año 2018, era híbrida en Las Almas y la F1.

Y es un alivio, es un consuelo, lenitivo, la impotencia es una faena pero también el mejor de los pretextos. La Ferrari ya no es la mejor máquina, la Mercedes ha vuelto a superarnos. “La la la la lá, la la lari la” y Vettel corre por el padock sonriendo y subiéndose una imaginaria faldita como las que llevaban siglos ha sus antepasados.

Pero ahí está su rival, su odiado, su temido Lewis, Hamilton es el diablo, al que han dado de beber demasiadas alegrías y palmaditas y está borracho, borracho, borracho, mono borracho, capaz de coger a Vettel por los hombros y darle un abrazo o un beso… o unas décimas de segundo. Las suficientes para que el hombre sobrio del equipo Mercedes, Bottas, Valteri Bottas, le quite la primera posición en la parrilla de salida de mañana. Pero ¿qué importa eso?

“No pasa nada, no pasa nada” dice Lewis, que sigue ebrio, borracho de sí mismo y de sus records y de sus éxitos ya demasiado continuos.

“No pasa nada, no pasa nada, porque la impotencia podré superarla mañana, cuestión de valor y espíritu, y adelantar a las dos Ferrari en la primera curva” se cuenta, a modo de viagra, el buen Sebastian a sí mismo. Hay mil metros. La vida es eterna en cinco minutos, cantaba Victor Jara. La vida es eterna en los mil metros que separan en el circuito de Sochi la salida de la primera curva. Ya veremos mañana si es tan cierto como prometen y nos prometemos.

Pocas clasificaciones tan aburridas logran verse en la F1 como la que hemos visto en Sochi este 2018, y quizá lo más interesante haya sido ver a Magnussen, Kevin, El Hombre Que Odiaba a Fernando Alonso, lograra colocarse quinto y empezase a salivar nada más bajar del coche, pensando que va a salir a rebufo de Vettel y él es muy capaz, le sobran magnusens, de adelantarlo. Otro campeón del mundo para odiar y pelearnos. Magnussen está contento, casi tanto como Bottas, a quien mañana quizá dejarían ganar en Rusia, sin órdenes de equipo, porque el mundial está prácticamente cantado.

Y mientras tanto, Fernando Alonso bostezando, viendo que la F1, tiene razón El Español Volador, cada día es más muermo, pero a la vez mirando a Vettel El Impotente fracasar, porque si fracasa mucho y lo despiden, ¿quién es el único piloto en activo que con el mismo coche logró una temporada los mismos puntos, exactos, que Hamilton?

Tigre tigre.

Fernando Alonso podría estar en Ferrari 2019

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

3 × tres =