Portada del nuevo disco de Estela de María

Hablar de Estela de María, significa hablar, de la identidad de la Mujer en la autoría de la copla, significa hablar del papel de la mujer cantautora en un género, que a lo largo de los tiempos ha dado grandes autores y grandes intérpretes, pero pocos cantautores, consta como único en el género el desaparecido Carlos Cano.

Un dato que caracteriza la copla es el hecho de que la composición ha estado siempre desvinculada a la interpretación de la canción. Grandes maestros, compositores, componían hermosos temas de copla para que fueran interpretados y cantados por grandes artistas, pero en ningún momento coincidía que quien interpretaba esas coplas fuese también el autor o la autora de ellas, tan solo en el caso, ya citado anteriormente de Carlos Cano, que marcó un antes y un después en el género de la copla.

Renovadora y pionera en la copla, un género que, a diferencia del flamenco, apenas se ha renovado, Estela de María presenta en este nuevo disco unas letras frescas y actuales dentro de los acordes emocionantes que sólo la copla puede lograr. Si a ello le juntamos la fusión que hace del género con otros, como el fado portugués, en Vestida de abril nos hallamos ante un trabajo que se convierte en un antes y un después por más que los «entendidos» piensen que la copla fue, es y será un género musical que no necesita renovarse.

«En ese sentido, la copla está muy rancia. Todo lo que se sigue escuchando, con letras maravillosas, verdaderas obras de arte, no se actualiza. No hay una revolución de jóvenes que compongan para el género como ocurre en el resto de las músicas. Todos se centran en cantar lo que ya está escrito. Aunque es un género muy valorado, al no renovarse, se queda estancado en el tiempo. Se ve como una música poca actual. Yo cuando digo que hago copla la gente se echa para atrás porque te asocian con la coplera que canta lo de siempre. Siempre he intentado cambiar las cosas cantando mis coplas porque es la única forma de renovar el género. De nada me sirve cantar “Ojos verdes”, que la han cantado un millón de cantantes maravillosos, que cantan mejor que yo, porque es un campo que está ahí y que no tengo nada que hacer en él. Lo importante es cantar y crear para un género donde actualmente no se crea», nos dice Estela a Diario16.

Además, la copla es perfecta para incluir la reivindicación social de los problemas actuales porque sus acordes y su melodía está hecha para llegar al corazón. La propia Estela de María nos lo confirma: «La música que uno crea es el sentir de tu interior. Hay de todo. En mis coplas está el fallecimiento de Marifé, una mujer del siglo XXI, en el que le hago un homenaje. Hay un tema que se titula “Lola”, que muestra una realidad como la de Juana Rivas, a través de la figura de la hija de una amiga mía artista que fue cuestionada y le quitaron la custodia y se la dieron al marido. Ese sentir lo plasmé en esa canción. También plasmo lo que me sucede en mi vida. He musicado el poema de Manuel Machado sobre la copla “Hasta que el pueblo las canta las coplas, coplas no son y cuando las canta el pueblo ya nadie saber quién es el autor”. Esa canción muestra mi trabajo porque hasta que esas coplas no se canten no se considerarán coplas. Otro de los temas es Coplas de Mujer, que refleja mi situación de la mujer componiendo coplas».

El nuevo disco de Estela de María ya está disponible en plataformas digitales como iTunes

 

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

trece + 4 =