Mientras la escena internacional se decidía a calificar los sucesos acontecidos en el Fuerte Paramacay como alzamiento, golpe o sublevación cívica. El régimen liderado por Nicolás Maduro, aseguró que solo se trataba de una acción aislada pertrechada por la derecha opositora.

En un comunicado emitido por el CRBZ (Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora), se apunta a que en el Paramacay no hubo ningún alzamiento militar, sino que fue la propia derecha, que trata de amedrentar con sus acciones al pueblo venezolano, así como dar impresiones equívocas al panorama internacional.

En el comunicado se señala, que los “militares” que actuaron en el fuerte, simplemente eran civiles disfrazados liderados por un “desertor”. Entre los calificativos empleados por el comunicado, se menciona el show y la desesperación, reseñando que lo importante es “la unión cívico militar”.

Para acabar con todo este tipo de actos que pueden conducir al equivoco, el gobierno de Maduro, y a través de la Constituyente vigente, ha creado un organismo denominado como: La Comisión de la Verdad. Un movimiento de carácter orwelliano que viene desarrollando su trabajo desde el sábado, y que trata de desmitificar todo tipo de sucesos vandálicos.

A pesar del desmentido, las fuerzas armadas también han querido expresarse para explicar, que los sucesos acaecidos en Valencia –ciudad donde se encuentra Paramacay-, fueron solo “un ataque terrorista de tipo paramilitar”. El comunicado apunta a que el líder está protegido por el gobierno de EE.UU., así como que parte del grupo qué logró sustraer algunas armas, está en busca y captura, para porder ser castigado por un delito tipificado.

El lado opositor tampoco ha desperdiciado la ocasión, y ha querido sumarse a dar su versión de los hechos sucedidos en Valencia para exigir “el retorno al orden constitucional”, con el cuál poder “garantizar la paz y evitar un mayor derramamiento de sangre”.

Otro grupo que también ha mostrado su descontento con lo que acontece en Venezuela, es la Asociación Argentina de Fiscales. Esta organización rechaza la destitución de la fiscal general, considerándola como un hecho de “gravedad institucional”, y remarcando que ellos salen en defensa “del poder ciudadano” que se queda de este modo sin un representante legítimo, cesado por un órgano –Asamblea Constituyente-, que carece de esa legitimidad que si poseía la cesada Luisa Ortega.

 

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

3 Comentarios

  1. Resulta vomitivo comprobar cómo en esta horrible y corruptísima España apenas hay dura crítica contra hechos que (por ejemplo leyendo este articulito) se dan aquí como si ello fuera “democrático”, algo del “consenso político” (el consenso político es una aberración, un crimen contra la política, y también es algo absolutamente falso e imposible); en fin, miran a Venezuela o a donde sea con tal de no ver todo el crimen, usurpación, represión, saqueo, corrupción sistémica, etc. que HAY EN ESTA HORRIBLE Y CORRUPTÍSIMA ESPAÑA HASTA EN LA SOPA.

  2. Son graciosos esos jueces argentinos,en argentina no es que haya escases como en venezuela,en argentina hay hambre,y y los medios del mundo se lo callan.Respecto a los terroristas de la oposiciòn solo decir que cada dia que pasa dàn màs verguenza ajena.Entrar en un recinto militar disfrazados de militares y el pais,el abc y la razòn diciendo que ha sido un levantamiento civico-militar…..bonito nombre para no decir gol`pe de estado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

12 + ocho =