En pleno siglo XXI España vuelve a ser objeto de deseo por parte de multinacionales mineras que ansían, con su nuevo modelo de explotación a cielo abierto, mucho más agresivo que el subterráneo, recuperar las minas antiguamente explotadas y abrir otras en lugares en los que nunca ha existido una tradición minera. Sin embargo no van a tenerlo fácil. Ante los proyectos surgidos, son varias las plataformas que se han puesto en pie de guerra contra los mismos. 

Informados y bien organizados, los ciudadanos han decidido hacer frente a aquellos que amenazan su tierra y su modo de vida. Pero no lo harán solos. Ávila, Cáceres y Salamanca han decidido unir sus fuerzas en una lucha en la que, entre otras acciones, intentarán que la Ley de Minas de 1973, que prima los derechos mineros frente a los de la población, quede como un recuerdo del pasado.

Santiago Martín, miembro de Ecologistas en Acción, advierte que hay un gran número de minas abandonadas, en zonas de gran valor natural, que finalizaron su explotación entre los siglos XVII y XIX, por la baja densidad de concentración del metal. “La tecnología extractiva ha mejorado mucho”, asegura el experto, “por lo que esos yacimientos pueden recuperarse. En este momento es rentable una explotación minera donde se saque un gramo por tonelada”, comenta, “porque el movimiento de tierras es muy barato”. Con un modelo de minería al que define como “particularmente cruel con el territorio, y con la población, porque las empresas mineras extraen la riqueza de la tierra, destrozan todo por donde pasan y cuando consiguen su objetivo se van”. 

 

Mayores fuentes de riqueza

¿Cuál es la mayor fuente de riqueza en materia minera y la más deseada? Roberto Martínez, Jefe de Área de Recursos Minerales del Instituto Geológico Minero, (IGME), comenta que esto depende del momento, la demanda o la situación de los mercados de materias primas. “Actualmente se está produciendo una inversión importante en la exploración de materias primas metálicas, fundamentalmente por el impulso alcista de los precios en los mercados, y por la creciente demanda de minerales en industrias estratégicas como la manufactura informática o de transporte”, apunta.

Las explotaciones a cielo abierto están experimentando un boom en España. En este momento hay unas 2.000 solicitudes de explotación, según Ecologistas en Acción. Son varias las comunidades que presentan proyectos de estas características como Castilla y León, Extremadura, Galicia, Andalucía o Asturias, entre otros, si bien Martínez subraya “que no se sabe cuáles acabarán materializándose. “Está la mina de cobre de Touro, en A Coruña, que ya fue explotada hace unas décadas. En la provincia de Salamanca se quiere abrir la mina de Uranio de Retortillo, y también la de Wolframio de Barruecopardo. Está siendo muy mediática la polémica en torno a la posible apertura de una mina de Litio junto a Cáceres”, dice. A las que habría que añadir proyectos en ciernes que amenazan con la apertura de posibles minas de feldespato en Ávila, por citar otros.

 

Revolución social

La reacción por parte de los habitantes de estas comunidades autónomas no se ha hecho esperar. Unidos en defensa de su tierra, se han constituido en diferentes plataformas a las que define su lucha desinteresada y ajena a movimientos políticos o ideas preestablecidas. Así lo manifiesta la “Plataforma No a la Mina en el Valle del Corneja”, en Ávila, hermanada en la lucha con las plataformas “No a la Mina en la Sierra de Ávila” y “No a la Mina en la Sierra de Yemas”. Tres zonas que han visto amenazado su modo de vida por cuatro expedientes mineros. Pero acaban de recibir un soplo de esperanza ya que la Sierra de Ávila ha sido informada de la existencia de dos informes desfavorables a su expediente. Aun así, habrá que esperar a que a finales de abril la Junta de Castilla y León se pronuncie definitivamente sobre la declaración de impacto medioambiental. Salvemos la Montaña en Cáceres, la Asociación Salvemos Cabana, en Galicia o Stop Uranio, en Salamanca, integrada en una coordinadora, son otros ejemplos de lucha ciudadana.

Las empresas mineras muestran su preocupación por la mala imagen que tienen entre los ciudadanos, algo que achacan a las plataformas y a su desinformación, como elemento básico en su confrontación. Sin embargo, detrás de las plataformas hay personas muy bien formadas, que están en contacto con poblaciones en las que este tipo de proyectos se han llevado a cabo y, por lo tanto, conocen en profundidad los riesgos que se corren y que pasan por la pérdida del ecosistema, la contaminación del aire y el agua o riesgos para la salud. Y a las que les duelen expresiones plasmadas en sus expedientes mineros, como en el caso de la Sierra de Ávila, en la que Antonio y Javi S.L. se hacen eco de la escasa oposición que podría presentar esta explotación minera, ante una “población vieja, analfabeta y escasa”.

Las explotaciones a cielo abierto están experimentando un boom en España. En este momento hay unas 2.000 solicitudes de explotación, según Ecologistas en Acción

Desde luego no contaban con el nacimiento de estos grupos sociales a los que José Sarrión, procurador en las Cortes de Castilla y León por IU-Equo, define como “lo mejor que nos ha ocurrido en décadas. Mujeres y hombres que dedican su tiempo, energía y dinero a luchar por el futuro de su medio rural y gracias a los cuales se está hablando de esto”. Es más, considera que podrán paralizar muchos proyectos. En la misma línea apunta Rubén Arroyo, desde la plataforma municipalista abulense Trato Ciudadano, al destacar “su proceso de intercambio de conocimiento del territorio, de la defensa de lo común, entendiendo el territorio como propio y el intento de funcionar al margen de la política institucional. El inicio del camino para lograr una provincia más cohesionada, más reivindicativa, más crítica y, por ende, más democrática”.

 

Acciones incomprensibles

Desde la Asociación Salvemos Cabana, definen esta nueva fiebre minera como “un saqueo a cualquier precio”. No en vano Galicia ha visto desfilar a varias multinacionales mineras, que han intentado abrir una mina de oro. Ahora luchan contra una de cobre en Touro. Aunque la ambición se ha extendido a la plata, el plomo, el cinc o el tantalio. ¿La actitud de la Xunta con respecto a estos proyectos? “Facilitadora, en absoluto garantista y con unos planteamientos de protección del medio ambiente, que en ocasiones dejan mucho que desear”, dicen desde la asociación.

Incomprensible también resulta para Salvemos la Montaña que, según sus palabras, “por un lado la Junta de Extremadura promueva la estrategia Extremadura 2030, por el desarrollo sostenible y la economía verde y circular, pero esté regalando derechos para explotar la tierra a multinacionales que desaparecen sin cumplir sus promesas en otros lugares. Mientras en el Ayuntamiento de Cáceres una mayoría política ahora se opone al proyecto por el que antes llegó a pedir a la Junta de Extremadura que lo declarase Proyecto de Interés Regional”.

sdr

La aprobación de la Estrategia de Recursos Minerales de Castilla y León 2017-2020 ha sido otro de los escollos en el camino, en este caso al que tienen que enfrentarse las plataformas abulenses y salmantinas. Estrategia que desde “No a la Mina en la Sierra de Ávila” advierten que “desprecia la legislación ambiental, facilita trámites y simplifica el procedimiento, permitiendo que cualquier empresa de este tipo pueda beneficiarse por encima del interés general, a pesar de todas las alegaciones y recursos presentados contra los diferentes proyectos, la gran cantidad de firmas recogidas y las protestas ciudadanas en las calles”. Y es que tal y como comentan desde Trato Ciudadano, en Ávila, “con esta estrategia minera, se pretende cambiar el modelo productivo de la provincia, eliminando, por su incompatibilidad, los usos y tradiciones del territorio que durante siglos han mantenido viva a la provincia. Este cambio de modelo hacía la minería a cielo abierto solo acelerará la despoblación de los territorios afectados por el nuevo negocio”.

Desde IU-Equo Castilla y León la tildan de auténtico suicidio a medio y largo plazo porque supone hipotecar el futuro de nuestras zonas rurales, destruyendo el escaso tejido agricultor y ganadero de estas zonas a cambio de explotaciones con fecha de caducidad”.

 

Irregularidades en los proyectos

Las plataformas también denuncian las irregularidades de sus proyectos. Desde “No a la Mina en el Valle del Corneja” se hacen eco de los incumplimientos de requisitos y plazos por parte de la empresa solicitante. Resaltan los continuos requerimientos dados por parte de la Sección de minas de la Junta de Castilla y León a estas empresas para que subsanaran las deficiencias de los expedientes. Incluso desde la plataforma han comprobado cómo, en cierto modo, se ha ido guiando a la empresa, con el fin de que cumplieran todos los requisitos necesarios para llegar a la aprobación definitiva del permiso.

En Stop Uranio ponen el acento en la querella presentada contra el equipo de gobierno de la anterior corporación municipal de Retortillo por “presuntamente, beneficiarse de la instalación minera de esta localidad. Aunque todavía no se ha resuelto por el Juzgado de Ciudad Rodrigo”. Y desde Salvemos la Montaña señalan la apertura de caminos o la realización de catas, sin el permiso de los propietarios de las tierras. La publicación de permisos de investigación, por parte de la Dirección General de Minas por un tiempo inferior al que debería exponerse, o el incumplimiento del Convenio de Aarhus, por poner algunos ejemplos.

 

Entramados con hombres de paja 

A las plataformas abulenses les llama la atención, además, que las empresas que están llevando a cabo estos expedientes mineros, en el momento de la petición de los permisos, no tuvieran nada que ver con la actividad minera. Así, en el caso de “Transportes, Excavaciones y Hormigones Sonsoles S.L”, que afecta a la Sierra de Yemas y el Valle del Corneja, su objeto Social pasaba por “las excavaciones, demoliciones, derribos y la construcción de cualquier tipo de obras públicas o privadas, la adquisición y enajenación de fincas rusticas o urbanas, la urbanización, perforación y parcelación de fincas y otras actividades relacionadas con el hormigón y la construcción”. Y en el caso de Antonio y Javi S.L, enfocado en la Sierra de Ávila, se dedicaba a la compra y venta al por mayor de productos alimenticios y bebidas.

Incomprensible también el capital inicial del que ambas disponían, en torno a los 3.000 euros, que en el caso de “Transportes, Excavaciones y Hormigones Sonsoles S.L”, fue ampliado a 27.045 € en el año 2012, aunque de los datos que figuran en el registro mercantil no se refleja que dicha empresa tenga mucha actividad, ni por lo tanto capacidad para llevar a cabo estos permisos mineros. Esto es simplemente fruto de la especulación que hay detrás, manifiesta Santiago Martín, “muchas veces aparecen empresas con un capital social de estas características, los llamados cazapermisos, que hacen la tramitación y cuando tienen todo para explotar la mina, lo venden a otra empresa, que la explota”.

cof

“Empresas pantalla, entramados con hombres de paja”, como los define Carles Mulet, Senador de Compromis, de los que dice que “cuesta saber quién es el verdadero promotor. Capitales en los que el negocio no suele estar en la explotación directa de los recursos mineros, sino en las repercusiones bursátiles y mercantiles que pueda tener vender que se cuenta con una actividad o permiso. Muchas veces la mina es la excusa”, advierte.

Desde la Fundación Sustrai Erakuntza, que trata de ayudar en aspectos técnicos y jurídicos a las plataformas que luchan contra las minas en Navarra, reconocen que en esta comunidad autónoma. hay varios casos parecidos, como el del proyecto de una mina de potasa en Sangüesa, una pequeña empresa montada en España, sin apenas capital social ni socios. Una tapadera de una empresa australiana y fondos de capitales extranjeros, que intentan hacerse con la concesión del terreno para explotar la mina, y posiblemente vender la concesión a otras compañías. De esta manera, a través de una cadena de subcontrataciones la responsabilidad se diluye y se puede cometer mejor cualquier tropelía ambiental”, sostienen.

José Ramón Barrueco, portavoz y secretario de la plataforma Stop Uranio, observa que “Berkeley Minera”, la multinacional australiana que pretende abrir una mina de uranio a cielo abierto en la provincia de Salamanca, “es una empresa que no explota ninguna mina en el mundo, por lo que siempre hemos creído que su labor era meramente especulativa. Ha intentado vender la mina a los rusos, coreanos o japoneses pero ante la falta de compradores ha dado el salto a la posible explotación directa del yacimiento”, reconoce.

¿Es válido y legal el papel de las empresas cazapermisos? “Legal, desgraciadamente, hasta que no exista una legislación contundente, parece que sí, válido y ético, para nada”, responde Mulet. “La administración no sabe si quien tiene delante es alguien solvente, responsable. Creo que tendrían que existir cláusulas que impidan y veten comportamientos irresponsables; la especulación sin escrúpulos, la insolvencia de las empresas a las que contratas u otorgas permisos, las trampas de conseguir contratos actuando bajo convenio, o sin protocolos medioambientales básicos, porque si algo va mal, la responsabilidad de estas empresas se disipa en la maraña de la pantalla, subcontratas y entidades fantasmas. En el tema de la minería es altamente irresponsable que la administración no conozca a quien otorga permisos”, sentencia el senador, que al mismo tiempo recuerda la diversa actividad minera con la que cuenta la Comunidad Valenciana, alguna en parques naturales “que pueden funcionar gracias a la Ley de Minas de 1973”.

 

Una polémica ley 

Una ley preconstitucional que, a pesar de que desde el IGME, Roberto Martínez comenta que “tiene un importante componente liberalizador frente a la claramente nacionalista Ley de 1944, que la precedió”, desde Ecologistas en Acción la achacan todos los males que afectan a España en materia minera. “Está hecha para las empresas mineras. No tiene en cuenta al medio ambiente ni a la población”. Y aseguran, “que allana el camino a las multinacionales extranjeras”.

Las plataformas abulenses opinan de la misma manera. Desde el comienzo de su andadura su objetivo ha pasado por cambiar la ley. Algo a lo que se han ofrecido diferentes partidos políticos. En noviembre del año pasado Compromís presentó una moción en el Senado, planteando la modificación de la Ley de Minas de 1973.

José Sarrión, procurador en las Cortes de Castilla y León, también recuerda que IU-Equo, propuso la derogación de la misma en la Proposición No de Ley que su grupo político llevó a las Cortes, en diciembre del año pasado. Aunque son varios los partidos castellano-leoneses que han puesto en marcha diferentes acciones.

¿Cuál podría ser el equilibrio entre los opositores y las empresas mineras? Para el Jefe del Área de Recursos Minerales del IGME, “el equilibrio debería venir de la mano de estos, de las Administraciones Públicas, los propietarios de terrenos, las industrias auxiliares y otros sectores afectados. Y de la ya mencionada Ley de Minas, la Ley de Evaluación Ambiental, los reales decretos de gestión de residuos de la industria extractiva… Reconoce que los marcos legales en minería pueden modificarse cuando haya mayorías parlamentarias que así lo aprueben. De hecho, asegura que se han producido varios intentos de introducir una nueva Ley de Bases de la Minería en los últimos años, aunque nunca han llegado a concretarse. Sin embargo, considera que es necesario que los marcos existentes sean respetados por todos los actores y que se garantice la seguridad jurídica para todas las partes y para que los proyectos mineros se ejecuten de acuerdo a esos marcos desde su etapa de exploración hasta la restauración final de los terrenos”.

De momento, las plataformas de Ávila, Salamanca y Cáceres van a unir sus fuerzas, haciendo un frente común para conseguir un cambio en la legislación de minas, mayor protección del medio ambiente y de las personas que pudieran verse afectadas por estos proyectos mineros. Y es que, “con la legislación vigente, si se niegan a que se realice un proyecto minero en sus fincas, simplemente se la expropia su propiedad sin el menor reparo ni protección contra ello”, afirman desde el Valle del Corneja. “Una reacción ante una misma amenaza, en diferentes momentos, con diferentes paisajes, distintas personas con distintas ideologías, de distinta generación, nos hemos movilizado en contra de lo que supone un ataque a nuestras vidas, a nuestra supervivencia como individuos y como pueblo”, resaltan desde la Plataforma No a la Mina en la Sierra de Yemas.

Desde las plataformas quieren lanzar un mensaje a aquellos que les acusan de ir en contra del progreso. Más bien todo lo contrario. “Apostamos por desarrollar y mejorar las comunicaciones, aseguran desde la Plataforma No a la Mina en la Sierra de Yemas. Potenciar y promocionar las energías limpias, sostenibles: Por mantener y ampliar una cultura basada en necesidades reales y no en una economía especulativa, donde las personas sigan siendo más importantes que los intereses económicos de unos pocos”. A lo que desde Sierra de Ávila añaden que lo que quieren es un desarrollo sostenible, que les permita trabajar en el fomento de los valores de su tierra.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

20 Comentarios

  1. 9% del PIB español se encuentra en la actividad minera. Se ve un claro ejemplo del desconocimiento por parte de todas estas personas, y aquellos que los lideran, de las actividades mineras modernas. Además de todas las leyes que cualquier empresa minera debe cumplir durante su fase de exploración y prospección antes de comenzar con la actividad.

    Es totalmente cierto que en el pasado se ha hecho mal en muchas partes de España y que donde ha habido alguna vez minas solo deja un rastro de pobreza cuando estas cierran. Pero digo yo, ¿No es ese problema del estado que no incentiva a las empresas para que establezcan sedes en estas poblaciones?
    Con respecto al tema medioambiental… la historia de nunca acabar. Como he dicho anteriormente, antes incluso de poder llevar a cabo la más mínima investigación en el territorio de cualquier municipio se debe presentar un estudio de impactos ambientales que el propio ministerio de industria debe dar por bueno, además del gobierno autonómico de donde se vayan a realizar las investigaciones.

    Señores, son ya 4 años de carrera y 1 de master que llevo hechos. Ver estas noticias me abren las carnes, la actividad minera es la base de cualquier actividad industrial, si no, piensen de donde sale la materia prima para alimentar a estas industrias.

    En vez de luchar contra una posibilidad de empleo para todos, luchemos contra el estado y obliguémosles a que lleven a cabo bien su trabajo de inspección en aquellas minas que no cumplan claramente con las leyes establecidas.

  2. Me hace gracia que este periódico no indague más allá, y que consulte ciertas cosas al IGME y nunca consulte al Consejo Superior de Colegios de Ingenieros de Minas, o a alguna Escuela de Minas de España, pero da por válido eso de que “ Sin embargo, detrás de las plataformas hay personas muy bien formadas“ sin ni si quiera citar algún profesional que haya detrás de ellas. El desconocimiento de estas plataformas es absoluto sobre la minería y su legislación, simplemente son pantallas para apoyar a políticos que su única ambición es cobrar mientras acaban con una actividad esencial, perseguidores de subvenciones. Llama la atención que esas asociaciones de zonas rurales haya gente que no si quiera sabe dónde está esa zona rural. Además, hablan de la Ley de Minas como si supieran de que se trata, pero que es mala porque es preconstitucional, como si ese fuera un argumento válido para derogar una ley, pero no mencionan la cantidad de reales decretos, modificaciones y añadidos que se han ido aportando a esta Ley, pero lo más sangrante aún es que nadie mencione que la Ley de Minas sólo regula la actividad, hay que cumplir muchas otras leyes para sacar adelante un proyecto, como la Ley de Evaluación de Impacto Ambiental, exclusiva de Medio Ambiente. En fin, que a la desinformación también se le añade sensacionalismo mientras algunos ganan dinero con ello, pero machacamos y acabamos con una industria esencial que desde Europa se busca fomentar, pero oiga, ¿qué van a saber estos europeos? Mientras siga llegando el dinero de las subvenciones…

    • Ley franquista que pone por delante los derechos de explotacion minera a derechos fundamentales como el derecho a la Salud.Te cito a un experto que dice que la mina de uranio es peligrosa Eduardo Farre ,trabaja en Barcelona en el Instituto de Ciencias Biomédicas .Los movimientos antimina como la Coordinadora No a la mina de uranio son de movimientos sociales.La Coordinadora no admite partidos políticos.NO A LA MINA!!! BERKELEY. FUERA DEL CAMPO CHARRO

  3. Como no podía ser de otra manera ya han tenido que hacer acto de presencia en los comentarios los supuestos expertos. Sin embargo, no dicen lo que es obvio: que son escribas a sueldo de esta industria de destrucción ambiental y social que es la minería a cielo abierto.

    Gracias por sus consejos de salvapatrias, pero hay algo que no se aprende en sus ingenierías de minas y sus masters de postgrado: la dignidad de un pueblo, humilde pero firme en la defensa de su tierra y de su modo de vida.

    No les necesitamos, ni a ustedes, ni a sus amos, ni al pan de hoy ni al hambre de mañana con el que pretenden agraciarnos.

    Buenas tardes y hasta nunca.

  4. Porqué en el resto de Europa occidental no hay ninguna mina de uranio a cielo abierto? Porqué van al oeste a zonas no industriales? Porqué se especula con las concesiones mineras? Porqué el Defensor del Pueblo recomienda repetir estudios de impacto ambiental de la mina de uranio?Si la explotación de la mina es segura porqué no explotan el uranio cerca de Madrid por poner un ejemplo?NO A LA MINA DE URANIO.EL PUEBLO EN LUCHA .FUERA BRRKELEY DEL CAMPO CHARRO.Gracias a Diario16.En Salamanca La Gaceta está comprada por la minera.

  5. Quizá pensaría usted de otra forma si su medio de vida dependiese de un entorno rural susceptible de ser transformado en un pedregal estéril, por muchos máster y carreras que tenga.

  6. Es una vergüenza que estas empresas sigan campando a sus anchas al más puro estilo colonialista, con derechos que les dejan siempre por encima de las personas que viven en la zona. Cosas del pasado dicen, más bien del presente, en cuanto a los despidos y cierres de empresas, siempre creadas expresamente para desarrollar su actividad sin miedo a la más mínima responsabilidad, sin restauraciones, sin gestionar el agua como la situación ambiental española requiere, con una rídicula duración del periodo de explotación en relación al perjuicio y deterioro ambiental que producen,… es evidente, claramente favorecidos por una ley que en el 1973 ponía permisos y concesiones en bandeja a sus amigos de estas empresas, y no exigía la protección ambiental que la actualidad exige. El desprecio que desarrollan estas empresas hacia la sociedad y el patrimonio natural de los españoles, así como la connivencia de la administración no cambiarán si las personas no nos movilizamos para exigir esos cambios. Este tipo de negocios son un modelo decadente y demencial, abusivo, con el que debemos acabar, qué es eso de que cuatro empresarios sin escrúpulos y sus cuatro amigotes codiciosos obtengan beneficios millonarios unos y míseros otros, mientras se condena el desarrollo de zonas que se basan en la agricultura, la ganadería, el turismo,.. Riqueza dicen, cuando las zonas mineras son las tristes condenadas en que primero se manifestaron los que sacaban a relucir las promesas a incumplir de estos proyectos, y después se manifiestan los pobrecitos ilusos que trabajaron poco y mal para ellos, para pedir que no les dejen en la calle, sometidos a las fluctuaciones del mercado. Este país está cambiando afortunadamente, ya no nos dan gato por liebre. No nos tomen más por tontos.

  7. Es normal que el geólogo tire a la mina como el panadero a la harina. Y ya que os gusta tanto estudiar ( rtv y Pedro), explícarme en que se basan esos estudios de impactos ambientales a ver si destruir riqueza natural como acuíferos, fauna , flora….. y medios de vida establecidos, se basa sólo en estadísticas de promedios, donde el ” din” que beneficia a unos pocos, poquísimos, se antepone a lo que solicita el pueblo, es decir al interés general, que es en todo caso lo que debe primar.

  8. Ahora resulta que nos traen las minas a nuestros pueblos para darnos trabajo. ¡Ay, qué buenos son! cual amantísimos padres, es por nuestro bien, somos unos desagradecidos… en vez de dar palmas con las orejas les decimos que no porque, malpensados, creemos que vienen como buitres a caer sobre las inmensas riquezas que esconde nuestra tierra. ¿Por qué llevamos tantos años de olvido y de nula inversión? ¿no será que están esperando a que la despoblación rampante les deje el camino libre? Algunos supuestos patriotas quieren vender su país, y lo quieren hacer literalmente, tonelada a tonelada de tierra.

  9. RTV el empleo será para tí , a costa del empleo y los bienes de los demás. En cuanto a las leyes que mencionas, en la mayoría de los casos se incumplen desde el periodo de exploración, los proyectos están plagados de irregularidades y en la mayoría de los casos sale más barato pagar una multa que cumplir los requisitos. Parece que en la Sierra de Avila no éramos pocos e incultos. Ni cuatro añops de carrera y un master poporcionan sentido común.

  10. A mi me gustaria que se mirara donde está la riqueza que ha dejado el petroleo en Sargentes de Lora (Burgos) o central de Garoña en el Valle de Tobalina (Burgos)

    Emigracion masiva, paro y población envejecida. Ahora vas y lo cascas.

    Poblacion de Sargentes de Lora
    https://www.foro-ciudad.com/burgos/sargentes-de-la-lora/habitantes.html

    Poblacion de valle de tobalina
    https://www.foro-ciudad.com/burgos/valle-de-tobalina/habitantes.html

    Paro en comarca de garoña en 2014 (antes de cerrar)
    La comarca de la central de Garoña tiene mas paro que el resto de Burgos.
    https://almacennuclear.wordpress.com/2014/02/16/paro-garona-tobalina-garona-burgos-empleo/

  11. Gracias a Inma Elizalde Ramos por su profesionalidad y su gran riqueza humana, gracias a Diario16 y a todos los medios que se hacen eco de nuestra problemática, gracias a todas las personas que aman la vida por encima del egoísmo personal. Después de los agradecimientos quiero contestar, por sentirme aludida directamente, a quienes se encuentran detrás del nombre “Pedro” y las siglas “RTV”, para los/las cuales me presento, me llamo Laura Serranos Castilla soy ama de casa y las leyes y entramados mineros los aprendí a raíz de descubrir que mi tierra estaba amenazada por ellos (estos ” entramados” mineros), a mí también se me “abren las carnes” cuando pienso que mis raíces pueden desaparecer por el “capricho” de unos especuladores avariciosos, sé perfectamente dónde está la zona que defiende la plataforma a la que pertenezco ( “NO A LA MINA EN EL VALLE DEL CORNEJA”), lo llevo escrito además de en el corazón en mis apellidos…
    …”Zapatero a tus zapatos”, aquí cada uno defiende lo suyo y por eso yo defiendo mi vida y mi tierra, tú defiende tu trabajo tan valioso para ti pero que no podrías ejercer si no hubiera tierra…
    Y ciertamente, desconocemos muchas leyes pero conocemos y amamos la vida, a nuestras gentes, nuestra tierra…esa humanidad de la yo me enorgullezco creo que desconocida por algunos/as que de leyes saben mucho y no predican con el ejemplo…
    Somos APOLITICOS!! pero escuchamos y agradecemos a quienes nos ayudan y respetamos a nuestros detractores, pero callarnos nunca, esas subvenciones lo único que sé es que se las llevan o llevarán quienes especulen con la tierra, nosotros no vivimos de esto pero sí vivimos para defender nuestra tierra pese a quien pese…
    Lo que unos/as definen como ” sensacionalismo” yo lo llamo naturalidad, torrente de sentimientos que se desbordan y brotan como lo hacen las flores en primavera en mi preciosa tierra, ésa que creo desconocen quienes quieren destruirla o apoyan a esos especuladores de lo ajeno. Por encima de todo y todos/as mi tierra, y con mucha educación os digo que nadie os llamó y que en mi tierra todos/as son bienvenidos pero, ojo si vienes de malas que nuestra tierra no se toca, sin violencia pero con garra defendemos LO NUESTRO, “NO A LA MINA EN EL VALLE DEL CORNEJA” y no a la minería donde nunca la hubo, “TIERRA AGRICOLA Y GANADERA NUNCA MINERA”.
    Orgullosa de mis raíces, mi tierra y mis gentes, y encantada de encontrarme por el camino con gente maravillosa de Avila, Salamanca, Cáceres, Ciudad Real…gente que como yo ama la vida y la defiende de ” la mina” que amenaza nuestra vidas; al resto, con mucha educación, no me imputaría no haberos conocido…

  12. Muy bien, Laura…, has plasmado los pensamientos de todas esas personas que luchamos contra esta barbarie, se nota en tu pluma un fuerte sentimental de amor por tu tierra, amor que muchos pierden si hay parné de por medio, hay cosas que no se compran con dinero.
    ¡¡¡¡ NO A LA MINA EN EL VALLE DEL CORNEJA !!!!!!.

  13. Para los que nos tachan de ignorantes, que hablan de su interés general, aquel que pretende la exploración por la fuerza, de recursos naturales, destrucción del medio ambiente, destrucción del paisaje, contaminación de aguas y aire, destrucción de economías sostenibles a largo plazo, les anteponemos nuestro interés general que es todo lo contrario. No os queremos. Vuestro interés general es efímero, el nuestro no. FUERA!!!! LARGO!!! NO OS QUEREMOS!!!

  14. Bueno ya he respondido un comentario como mejor he podido y espero que este comentario deje claras mis ideas.
    Como una de las personas que ha comentado aquí, yo haré igual, me llamo Rodrigo Tudela Villafuerte soy graduado por la Universidad de Jaén en Ingeniería de Recursos Energéticos y actualmente me encuentro estudiando en la misma universidad el Máster en Ingeniería de Minas impartido por Huelva, Córdoba y Jaén; tengo 23 años y aún no he tenido la oportunidad de trabajar en ninguna empresa. Como es evidente sigo con mi formación que espero sirva de algo en un futuro.

    A los comentarios de “patriotas”, “cumplidores de leyes de Franco”, “interesados”, “buitres”, etc. solamente comentar que, en ningún momento he querido sonar pedante, ni herir los ideales/sentimiento de ninguna de las personas que se ven afectadas por esta noticia.
    También comentar que NO, ni soy patriota, ni soy fascista, ni nada por el estilo y la verdad es que me fastidia bastante que te me tache de ello por querer defender mi profesión.

    En cuanto al comentario que decía que no se cumplen las leyes que hay establecidas. Pues yo no digo que no, es más, no lo pongo en duda. Este país funciona así, con leyes idílicas que luego pocas empresas realmente llevan a cabo a no ser que sean descubiertas o denunciadas. Evidentemente es una calamidad que eso tenga lugar, pero desde mi posición actual solamente puedo aprender como deberían hacerse las cosas más que empezar a pensar en cómo voy a delinquir en el futuro.

    En cuanto a que ustedes no quieren actividad minera en la zona, solo dos comentarios (constructivos, no me malinterpreten) vienen a mi mente:

    1) Pónganse en contacto con los ayuntamientos afectados y exijan la creación de un referéndum para ver cuál es el sentimiento popular con respecto a este tema. Están en su derecho y deben hacerles caso, si no, no se ya en que creer.
    En todo caso, si realmente la mayoría de la población de la zona afectada está en contra de la actividad minera, cuentan con mi apoyo incondicional y creo más que posible que se detengan por completo los intereses de estas empresas mineras.

    2) Soy y vivo en una ciudad ex-minera (Linares), se perfectamente cuáles son las consecuencias de una minera irresponsable y cuáles son los efectos de la emigración masiva tras la actividad minera. Pero con respecto a los temas medioambientales, les puedo asegurar que la zona donde yo vivo no tiene absolutamente ningún problema medioambiental derivado de la minería. Es más, aquellas zonas que antiguamente eran explotaciones ahora mismo son cultivos (en mayor parte de olivos).
    Si quieren con Google Earth o Maps pueden echar un vistazo al distrito minero de Linares-La Carolina, podrán darse cuenta de que la gran mayoría de los restos que se han dejado de la minería, de una manera natural o artificial han acabado integrándose en el paisaje y la fauna sigue su vida sin ningún problema.

    Finalmente, solamente quiero comentarles que la actividad minera es tan necesaria como la industrial, la ganadera y la agrónoma. Es totalmente cierto que podemos vivir sin industria ni minería, pero ¿A qué precio? Porque si existiese actualmente algún método técnico que permitiese reciclar al 100% cualquier material, la minería dejaría de existir, eso está claro.

    Antes de nada, perdonen de nuevo aquellas personas a las que haya molestado y suerte con su lucha contra estas empresas extranjeras. Exijan soluciones a sus gobiernos locales, autonómicos y nacional, que políticos hay muchos y poco parecen hacer por todos nosotros.

    Disculpen de nuevo las molestias.

  15. Quizá llegue un día, en el que podamos en una minería responsable, que realmente pueda hacer su trabajo sin arrasar con su entorno, fauna, acuíferos y demás, que por necesaria en el mundo que vivimos, no sea erramienta que utilizan muchos como actividad de saqueo para enriquecerse dejando un rastro lleno de víctimas.
    Ojalá esas empresas no contaminasen acuíferos, de los que empieza la cadena de la vida con los seres más pequeños e indefensos. Ojalá no buscasen su negocio en zonas protegidas o pertenecientes a núcleos, en su mayoría, con población rural y envejecida que muchas veces se ven impotentes porque la tecnología y la legislación les sobrepasa. Ojalá muchas de estas empresas no mintiesen prometiendo el cielo y comprando voluntades. La reputación que tienen, se la han ganado ellas haciendo en todo el mundo barbaridades de difícil reparación. Me da pena pensar que el mundo en el que vivimos todos va a ser peor para las siguientes generaciones.
    Yo tengo cerca de cincuenta años. Con el paso del tiempo he visto como montañas enteras han ido desapareciendo, como insectos, reptiles, anfibios que antes veía ya no están. Tambien aves, mamíferos…como humedales llenos de vida ahora son terrenos urbanos o agricolas, como el clima no es el que era.
    Respeto tu esfuerzo y respeto tus ideas, pero el rechazo a estos proyectos es algo que es lógico y natural.
    Creo en el progreso, pero no a cualquier precio.
    El ser humano es inteligente, para lo bueno y para lo malo, y hay muchas formas de hacer las cosas.
    Ojalá pudiésemos pensar en la minería como una actividad beneficiosa para todos, pero por desgracia cuando lo que prima son intereses económicos el beneficio se mide en términos monetarios. El dinero se crea, se inventa, se genera….pero solo tenemos una tierra y creo que es nuestro deber luchar por aquello que nos sustenta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

17 + diecisiete =