Su último mensaje despidiéndose de la afición no consiguió limpiar la fea salida que ha tenido Pepe del Real Madrid. A sus 34 años y lo que es peor, después de una campaña en la que sufrió repetidas lesiones, que no le impidieron priorizar su participación con la selección lusa poniendo en peligro su total recuperación, el brasileño nacionalizado portugués no podía esperar otra oferta que la recibida por su ya ex club.

Un año más y punto. Y a Pepe  le dio la pataleta, atacando a diestro y siniestro. Cierto que en sus diez campañas en el Bernabéu ha sido un jugador que lo dio todo por el escudo de su camiseta. Tan cierto como que Pepe protagonizó una de las escenas que más emborronan la historia del Madrid. Ese 21 de abril de 2009 cuando perdiendo la cabeza, nunca mejor dicho, se dedicó a pisotear la de Casquero. Solo por una acción así podía estar fuera del club madridista. Pero no, aguantó ocho temporadas más. Ahora Pepe es historia y ya sabemos que Vallejo es el futuro en el Real Madrid.

Que ha hecho oficial que el central maño se incorporará este verano a las órdenes de Zidane. A Vallejo tendremos ocasión de verle en el Europeo sub 21, porque desde hace tiempo su titularidad en este equipo es intocable.

Como lo ha sido en el Eintracht Frankfurt, a donde le enviaron desde Concha Espina después de haberlo fichado estando en el Zaragoza, club en el que se ha hecho futbolista.

Cuentan de él maravillas. Con un futuro prometedor que se pudo cortar con dos lesiones consecutivas que sufrió allá por febrero. Lo que no ha sido óbice para que haya causado sensación en la Bundesliga. Como hace poco tiempo ocurrió con su ya compañero Daniel. Vallejo se puede convertir, además del sustituto de Pepe, en el nuevo Carvajal del Real Madrid.

 

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

12 + 14 =