Los españoles aún no tenemos claro el grave impacto que tiene en nuestra vida cotidiana el correcto descanso, así lo corrobora la Sociedad Española de Neurología (SEN) que calcula que al menos el 30% de la población sufre alguna patología relacionada con el sueño.

Muy poca gente atiende la recomendación de dormir entre 7 u 8 horas diarias

Dormir bien es fundamental para el correcto funcionamiento del sistema nervioso. Además, durante el sueño se produce la regeneración de nuestras células, la circulación sanguínea es más fluida y la piel asimila mejor los activos. “Son muy importantes las funciones del sueño para el equilibrio de nuestro organismo” declara la SEN.

“En España muy poca gente atiende la recomendación de dormir entre 7 u 8 horas diarias. Cenamos y nos acostamos muy tarde, pero luego madrugamos como el resto de los europeos”, asegura Gonzalo Peñaranda, Director General de la empresa española de I+D+i Aora Health.

Durante el sueño nuestro organismo realiza múltiples funciones de regeneración celular, mejora de defensas, recuperación de energías, eliminación de toxinas y renovación del sistema nervioso, imprescindibles para nuestra salud. Dormir mal también afecta al rendimiento cognitivo y puede provocar fallos de concentración y de memoria. Por supuesto, no dormir bien provoca cambios de humor bruscos.

No exponernos a estímulos fuertes antes del sueño y tomar la cena más temprano pueden ayudar a que conciliemos el sueño. Poco a poco los españoles han de cambiar esos datos, por su bien y por la salud general.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

seis − uno =