Aunque todas las encuestas siguen dando al Partido Popular como ganador el próximo 26-J, al igual que ocurrió el pasado 20-D, desde Unidos Podemos se manejan encuestas que abren la posibilidad más que real de pugnar a la formación conservadora por el primer puesto. Lo que sí se da totalmente por certificado ya es el ‘sorpasso’ al PSOE como segunda fuerza política del país.

Podemos afronta la inminente campaña electoral lanzado por sus encuestas internas que, según fuentes de la dirección del partido, dan por seguro el ‘sorpasso’ al PSOE en votos e incluso en escaños.

Asimismo, estos sondeos internos de los que dispone la formación morada dan “por descontado” que superarán al PSOE, según admiten varios de sus dirigentes, que mantienen su prudencia y cautela habitual ante las encuestas, aunque reconocen que eso les hace apostar por no situar al PSOE como rival, sino al PP, y no quieren centrar el debate en responder a los ataques de los socialistas.

La formación morada no entiende que el PSOE sí haya entrado en esa estrategia de críticas a la formación de Pablo Iglesias cuando parece más que seguro que nadie tendrá una mayoría absoluta para poder formar gobierno en solitario y que se necesitarán mutuamente para gobernar.

Un 30% aún no ha decidido su voto

La encuesta también arroja otro dato destacado: un 30% del electorado aún no ha decidido su voto y es este sector al que tendrá que orientar la coalición Unidos Podemos su campaña, de la que parece que va a depender el resultado del 26J, y en la que situará como su principal adversario al PP.

Intentarán así acercarse a los mayores de 55 años, un colectivo muy numeroso y en el que el PP cuenta con un apoyo muy asentado, a los votantes de las ciudades pequeñas y los de las zonas rurales, que hasta ahora estaban más lejos de la formación morada y se han convertido en uno de sus principales retos.

No obstante, cuentan también con que la alianza con IU pueda ayudar para superar los obstáculos que hasta ahora se ha encontrado Podemos en las ciudades pequeñas, en los que creen que Izquierda Unida puede ayudar incluso a adelantar al PP si hacen “una buena campaña”. No obstante, tampoco descartan defenderse de ciertas descalificaciones y tener que dar “algún codazo para abrir paso”, señalan las fuentes consultadas por Efe.

Complicidad de los ‘alcaldes del cambio’

Para movilizar a sus votantes, la formación morada también ha buscado la complicidad de los llamados “alcaldes del cambio”, como la de Barcelona, Ada Colau, o el de Cádiz, José María González ‘Kichi’, que cierran de forma simbólica las listas de la coalición en sus respectivas circunscripciones y se implicarán en la campaña.

En esa campaña se planificarán también algunos actos conjuntos del secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, y el portavoz de IU, Alberto Garzón, aunque la formación morada piensa también en otro tipo de actos y formatos, no sólo en los grandes mítines, que le acerquen más a los votantes. De momento, Podemos e IU ya han comenzado a preparar la campaña electoral y coordinarse para planificar como llevar a cabo estos actos conjuntos, uno de los cuales tendrá lugar en Madrid.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diecisiete + 19 =