Cientos de alumnos y madres y padres se concentraron este domingo en el centro de Sevilla para reclamar el desbloqueo de la ley de blioclimatización.

Centenares de alumnos y madres y padres de colegios públicos de Andalucía se han concentrado en el centro de Sevilla este domingo por la mañana para protestar por la paralización parlamentaria del proyecto de ley de bioclimatización de los centros escolares, en una movilización convocada por la asociación Escuelas de Calor, principal impulsora del citado plan de acondicionamiento térmico, que a propuesta del Grupo Podemos de Andalucía logró que fuera aprobado por la mayoría del Parlamento de Andalucía el pasado 14 de febrero, con el único voto en contra del grupo socialista y el respaldo de resto de formaciones.

Los estudiantes de Secundaria están convocados a una huelga el próximo miércoles 3 de octubre para protestar por las temperaturas en las aulas

Precisamente una sosias de la presidenta de Andalucía, y también del resto de líderes autonómicos que han torpedeado desde hace ocho meses la aprobación del citado proyecto de ley (Partido Popular y Ciudadanos), han participado en un funeral simulado por la muerte de esta iniciativa parlamentaria, teniendo en cuenta que la inminencia de la convocatoria de un adelanto electoral en Andalucía tras la ruptura del pacto del PSOE con Ciudadanos provocaría la completa paralización del proyecto, ya postergado por PP y Ciudadanos desde hace ocho meses en un intento de incluir entre los beneficiarios a los centros privados concertados.

Los convocantes han coreado consignas contra la política de “parcheos” de la Consejería de Educación de la Junta, que apenas ha culminado el acondicionamiento parcial del 4% del total de centros escolares públicos de la comunidad, más de 6.000 en total. Incluso se ha dado el caso de colegios supuestamente beneficiado por estas medidas de la Junta que también han soportado temperaturas extremas en el interior de sus instalaciones.

Estos días pasados, un número elevado de colegios e institutos han inundado las redes sociales con fotos de termómetros que marcaban temperaturas claramente por encima de los 30 grados en el interior de las aulas durante las jornadas lectivas, una situación que ha provocado protestas de las madres y padres, así como varios casos de desmayos de profesores y alumnos y otras tantas denuncias ante la inspección de Trabajo por vulnerar la ley de condiciones de trabajo, que no permite trabajar en locales con temperaturas por encima de los 27 grados centígrados.

Alumnos de un colegio de Sevilla protestan con abanicos de papel en su aula, a 32 grados esta semana.

Mientras tanto, el Sindicato de Estudiantes, que también ha apoyado estas protestas junto a los sindicatos Ustea y CGT, ha convocado una jornada de huelga en todos los institutos públicos andaluces el próximo miércoles 3 de octubre ante la pasividad con que está actuando el departamento que dirige Sonia Gaya. Durante su comparecencia parlamentaria la pasada semana para hablar de las actuaciones en este sentido acometidas por su departamento, Gaya negó la pasividad que le achacan desde la oposición y destacó que continúa con su propio plan de climatización, ajeno por completo al aprobado por la mayoría de la Cámara autonómica en febrero.

Los manifestantes han confirmado durante esta protesta en Sevilla que mantendrán sus movilizaciones hasta lograr que todos los escolares andaluces den clases en centros adecuados bioclimáticamente, algo que hoy por hoy está muy lejos de conseguirse, pese a que los colegios son los únicos centros públicos que no disponen de estos sistemas de refrigeración y acondicionamiento climático.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

2 × 3 =