El exduque de Palma, Iñaki Urdangarin, no tendrá demasiadas opciones de practicar el deporte al que tanto es aficionado durante su estancia en la prisión de mujeres de Brieva en Ávila. Fuentes penitenciarias aseguran a Diario 16 que de momento el marido de la infanta Cristina solo dispondrá de una raqueta de tenis con una pelota y un balón de baloncesto con una canasta a lo sumo. No habrá piscina ni jacuzzi con hidromasaje, como han insinuado algunos. Tampoco dispondrá de televisión en su celda (si quiere ver algún programa deberá bajar al comedor), ni ordenador personal, aunque no se descarta que pueda tenerlo en el futuro, siempre con la señal de internet debidamente anulada y enfocado a los estudios que decida emprender.

Brieva es un auténtico “castillo” solitario, austero y viejo alejado de los núcleos urbanos

El ex duque, en estos momentos iniciales de condena, se encuentra “en peores condiciones” penitenciarias que los políticos catalanes encarcelados por el procés, según las citadas fuentes carcelarias. No podrá relacionarse con otros reclusos, ya que todos ellos fueron trasladados a los penales de Segovia y Valladolid tras ser clausurado el módulo masculino. Las mujeres se encuentran en un ala diferente de la prisión con la que no tendrá contacto el cuñado del rey. Brieva es un auténtico “castillo” solitario, austero y viejo alejado de los núcleos urbanos. Un pequeño fortín en tierra de nadie que se antoja un “lugar duro” para alguien de su alcurnia. No en vano, el recinto penitenciario tiene más de 30 años, y aunque el módulo masculino ha sido adaptado para la estancia del ex duque, “es una de las instalaciones carcelarias con peores dotaciones de todo el país”, añaden las fuentes consultadas.

Iñaki Urdangarin se ajustará a un horario estricto de comidas: a las 13.00 el almuerzo; la cena a las 20.00. No hay impedimento para que pueda disponer de libros y de algunas horas de estudio y podrá disfrutar del vis a vis establecido en los reglamentos penitenciarios, como cualquier otro interno.

La soledad más absoluta es algo a lo que tendrá que acostumbrarse el marido de la infanta, y aunque en principio tendrá un patio de recreo para él solo, no contará con demasiadas alternativas para el ocio y el deporte. El nuevo recluso de Ávila vivirá en una “celda normal” en cuanto a dimensiones y estará totalmente incomunicado, tal como sucediera con el ex director general de la Guardia Civil, Luis Roldán, durante los diez años que cumplió condena. De hecho, Roldán se quejó en alguna ocasión de las condiciones de “aislamiento” a las que se vio sometido por su propia seguridad.

Según las citadas fuentes, Urdangarin ha ingresado “tranquilo” y con un trato “educado y correcto” hacia los funcionarios, que a partir de ahora serán las únicas personas con las que podrá relacionarse el ex duque de Palma. Según la agencia Efe, el cuñado del rey pasó desapercibido al entrar en prisión, a pesar de que fueron numerosos los periodistas y fotógrafos que se apostaron a las puertas de la cárcel para tratar de captar una instantánea histórica que nunca llegó.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

10 + 7 =