Una de las materias que aborda con preocupación el proyecto “Por una nueva Socialdemocracia” de Pedro Sánchez, es el desempleo.

En el documento aporta posibles soluciones, una vez analizado en profundidad el gravísimo problema que supone para muchos españoles la falta de trabajo, exponiendo una diagnosis precisa de la situación.

El PSOE debe apostar por el pleno empleo para poder asegurar condiciones de vida dignas haciendo una explícita referencia al empleo juvenil.

Una de las medidas que propone para garantizar un futuro con empleos de calidad y salarios decentes es la derogación de la reforma laboral aprobada por el PP.

Considera que es de imperiosa necesidad recuperar el diálogo social y la negociación colectiva para poder potenciar la estabilidad y la calidad en el empleo, además de considerar preciso impulsar medidas que garanticen la democratización de las empresas con la inclusión de los trabajadores en el gobierno de las mismas.

Es de especial relevancia la intención de instaurar la igualdad de género en el mercado laboral, tanto en salarios como en oportunidades laborales, proponiendo el desarrollo de una Ley de Igualdad Laboral que asegure la igualdad salarial y en consecuencia en las pensiones.

Plantea fijar el Salario Mínimo Interprofesional en 1.000 euros para 2020 y el desarrollo de programas de políticas activas de empleo orientadas a la reinserción de personas desempleadas: jóvenes, parados de larga duración, mujeres y mayores de 45 años, considerando que parte de la financiación debe salir de la eliminación, salvo en casos muy selectivos, de las bonificaciones actuales a la contratación que como se ha demostrado son muy costosas e ineficaces.

Propone también entre la batería de medidas, reducir la jornada laboral a 35 horas y el establecimiento de una renta mínima.

En la lectura del programa podemos encontrar no sólo las medidas que plantea para acabar con uno de los problemas más graves que nos acosan, el paro, sino también cómo acometerlas y financiarlas para dotarlas de viabilidad.

En materia de economía y fiscalidad, plantea después de un minucioso estudio de la situación actual, y adelantándose a los nuevos retos que están surgiendo, medidas   revolucionarias avanzando hacia una economía digital apostando claramente por una economía productiva de base industrial.

Pedro Sánchez considera necesario un nuevo activismo del Estado, de lo público y de lo comunitario.

Se manifiesta a favor de poner coto al poder abusivo de los oligopolios y propone para ello poner en funcionamiento auténticos organismos reguladores, sometidos a un estricto control parlamentario en el nombramiento de sus miembros; aclarando de todas formas, que el socialismo democrático no está en contra del mercado, pero no hará ninguna concesión a los poderes abusivos que operan hoy en él.

Piensa que son necesarias políticas de impulso fiscal en Europa, define como urgente el activar políticas fiscales, de inversión y otras políticas macroeconómicas enfocadas al equilibrio de las cuentas públicas ya que el cumplimiento del déficit, apunta, debe estar relacionado con políticas de expansión económica y del empleo.

Entiende necesario reorientar la política tributaria para conseguir aumentar de manera estable su potencia recaudadora, acercándonos a la media de la zona euro eliminando tratamientos especiales -mal llamados- “beneficios fiscales” que sólo benefician a las Grandes Empresas y Multinacionales.

Algo sobre lo que también hace especial hincapié es sobre la necesidad de abolir los paraísos fiscales, comenzando por el territorio de la Unión europea.

Propone para garantizar el crédito para inversiones a largo plazo, la creación de un sector de Banca Pública y otro de Banca Cooperativa y Social.

Manifiesta como necesaria la separación de la Banca Comercial de la Banca de inversión con el fin de volver a garantizar los ahorros de las familias.

Sería muy complicado poder plasmar en un artículo todas las medidas que desde “Por una nueva socialdemocracia” Pedro Sánchez propone, como si de un programa de gobierno se tratara y que posiblemente se trate; la declaración de intenciones resulta realmente interesante e invita a que los militantes permitan que lo ponga en marcha, algo suena bien por fin en el PSOE.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dos × cuatro =