A propuesta de ERC y con los votos a favor de Barcelona en Comú, CiU, PSC y la CUP, el Ayuntamiento de Barcelona ha decidido retirar la medalla de oro de la ciudad a la infanta Cristina por diversos motivos, aunque el principal es su imputación en el caso Nóos sobre presunta corrupción, en el que también está encausado su marido, Iñaki Urdangarin. La acusación del caso ve a la infanta como “cooperadora necesaria en una operación de fraude fiscal junto a su marido”.

Desde el grupo municipal de ERC se argumenta la decisión en el “desprestigio inasumible” que caería sobre la ciudad si se mantiene este galardón en manos de la hermana del rey Felipe VI. ERC cree que la medalla es “inmerecida”, aunque se otorgó en 1997, cuando entonces era alcalde de la ciudad el socialista Pasqual Maragall y jefe de la oposición su actual abogado en el caso Nóos, Miquel Roca, también uno de los ‘padres’ de la Constitución Española de 1978.

También el primer teniente de alcalde de la ciudad condal, Gerardo Pisarello, considera que la infanta Cristina no es merecedora de mantener dicho galardón al haber confesado actuaciones de fraude fiscal, además de estar imputada y porque incluso ha sido “censurada” por la Casa Real.

Pese a ello, la infanta tiene derecho a presentar alegaciones contra la retirada del título municipal. Joaquim Forn, de CiU, considera a este respecto que la propia Cristina de Borbón debería haber sido la que renunciase de motu proprio a la medalla de oro, como así hizo con el título de Duquesa de Palma.

En la votación del consistorio, los ediles de Ciudadanos y el PP se han abstenido.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Trece + dieciseis =