Rocío Viéitez Ferro, madre de dos niñas asesinadas por su progenitor, ha pedido ayuda a Change.org para obtener firmas con el objetivo de que se mantenga la prisión permanente revisable ya que el 4 de octubre del año pasado el Congreso dio su apoyo a una iniciativa del PNV para derogarla.

Nos olvidamos de la parte que permanece, en la mayoría de los casos, callada: las víctimas

El 6 de julio de 2017, la Audiencia Provincial de Pontevedra halló culpable a David Oubel Renedo por el asesinato de sus hijas, Candela y Amaia, ocurrido un año antes. La condenada dictada por la jueza fue finalmente la de prisión permanente revisable. Los datos del caso ya han sido divulgados públicamente.

La prisión permanente revisable es la máxima pena privativa de libertad del Código Penal español y fue aprobada en marzo de 2015, como parte de la Ley de Seguridad Ciudadana, conocida comúnmente como Ley Mordaza, pero hoy quizá se derogue con una mayoría del congreso.

“Creo en la reinserción. Sin embargo, en este afán de ser ‘correctos’ y ‘de mente abierta’, nos olvidamos de la parte que permanece, en la mayoría de los casos, callada: las víctimas” publica Rocío Viétiez en la plataforma Change.org. “¿Acaso la ley debe proteger mejor y dar más amparo al delincuente que a la víctima?” añadía.

Por todo ello pide a los ciudadanos que la ayuden a demostrar a los partidos de distintas ideologías que están disconformes con la solicitud de derogación.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

4 × 2 =