Acto de apoyo de Juana Riva en Sol. Fotos de Agustín Millán.

Juana Rivas, una granadina de 36 años, ha conocido hoy la sentencia de la Audiencia de Granada, en la que la Jueza da la razón al padre. En declaraciones a la prensa ha afirmado que se niega a entregar a sus dos hijos a un maltratador que vive en una isla de Italia, tal y como le exige la Justicia.

El Centro de la Mujer de Maracena un municipio de la provincia de Granada ha anunciado que agotará todas las posibilidades legales para frenar la devolución de los niños.

Me los tienen que quitar a palos” ha afirmado la madre entre lagrimas, mientras el auto conocido hoy afirma que Juana Rivas le sustrajo los niños al padre. Ella ha explicado que simplemente los apartó de la violencia del entorno familiar, en el país vecino, y volvió con ellos a su localidad de origen para evitar que los menores, de 11 y 3 años de edad, siguiesen siendo víctimas en un entorno de violencia.

La jueza ha ordenado a la Policía que garantice que la madre entrega este miércoles a los niños en el Punto de Encuentro Familiar de Granada a las 16:30h. “restitución de los menores puesto que no existe peligro en que convivan con el padre en Italia”.

Según nos contó Juana Rivas, su expareja, de la que nunca estuvo casada, tiene una sentencia por maltrato en 2009 y “yo en el 2013, le doy una segunda oportunidad. Me voy a Carloforte, cerca de Cerdeña y estoy casi 3 años viviendo en Italia. Y este hombre se acoge a este prefecto del Convenio de La Haya: “haciendo uso de un procedimiento jurídico internacional extraordinario, quiere obligar a estos menores a que vuelvan a la isla de Isola di San Pietro, donde han sufrido este maltrato durante casi 3 años” Su padre argumenta que el entorno de los niños es en Italia.

“El maltrato comenzó al poco tiempo de irme para Italia. Cada vez, más y más fuerte, hasta que llegó un momento en que empecé a temer por mi vida, pero a niveles serios de hacerme mis necesidades encima”, nos comenta Juana Rivas sobre su calvario en Carloforte en la isla italiana de Isola di San Pietro, con el maltratador y padre de sus hijos.

“Yo estaba deseando de escapar y él se lo olía”, nos cuenta Juana. Alguien que trata maltrata a una mujer psicológica y físicamente, tiene miedo a que está se relacione con otras personas. “Él decía que no nos merecíamos venir a España”, seis meses antes de que Juana llegase a España, le escondió los pasaportes.

La noche antes del viaje, con insultos, voces y gritos, le quita de nuevo los pasaportes. El hijo mayor de Juana de tan solo 11 años, sigue a su padre y consigue saber dónde esconde los pasaportes, “y me dice dónde están. Yo los cojo y me voy al campo. Los escondo en una acequia.

El Juzgado de Primera Instancia número 3 de Granada acordó, en sentencia del 14 de diciembre, la restitución de los dos menores a Italia con su padre. Juana había presentado un recurso y hoy se ha conocido la resolución judicial, que sigue siendo favorable al padre maltratador.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

12 − Nueve =