Ni «un poco menos» ni «un poco más». Nada. La cadena de televisión Canale 5, perteneciente a Mediaset y, por tanto, a Silvio Berlusconi ha sido el lugar donde se ha hecho público un acto de acoso sexual que el propio canal calificó en redes sociales como de «Una broma». Los hechos ocurrieron durante los ensayos del talent show Amici, uno de los programas más longevos y de más éxito de la televisión italiana. Emma Marrone, una de las cantantes de más éxito del país transalpino, que representó a Italia en Eurovisión con el tema «La mia città», cantaba «Calling you» cuando uno de los bailarines comenzó a hacerle tocamientos obscenos restregando su cuerpo contra las piernas de la cantante y contra su pecho. Poco después el bailarín inició un «ritual» de tocamientos y besos en el trasero. Emma intentó apartarle con un movimiento de cadera, pero el chico continuó intentando acariciarle los pechos, hecho éste que provocó que ella le apartara la mano y le dijera «un poco menos (un po’ meno)» porque la efusividad la impedía cantar.

Lo que debería haber provocado el desprecio tanto del público como de la realización del programa sólo consiguió despertar risas y carcajadas. El bailarín continuó con su espectáculo bochornoso de acoso sexual y cogió a Emma por la cintura e intentó besarla. Aquí la cantante no pudo aguantar más y le dio un empujón que le hizo caer al suelo.

La escena fue emitida por Canale 5 y fue catalogada como una broma de cámara oculta cuando lo que en realidad se emitió fue un claro caso de acoso y abuso sexual. En un país como Italia, que tiene un índice de feminicidios tres veces superior al de España, donde más de un tercio de las mujeres han sufrido episodios de acoso o violencia machista, según datos del Servicio de Estadística del Gobierno italiano (ISTAT), es indignante que un episodio de acoso y abuso sexual como el sufrido por Emma Marrone sea catalogado como una broma, sobre todo si tenemos en cuenta que el programa Amici di Maria di Filippi está dirigido a un público joven que es muy propenso a adoptar actitudes machistas en un entorno de falta de educación igualitaria.

Non è un scherzo, è una vergogna.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

ocho + 10 =