¡Habemus President! El lunes, y en segunda votación, el diputado Quim Torra i Pla fue investido como 131 President de la Generalitat de Catalunya. Y este hecho, sin lugar a dudas, es bueno. Porqué lo primero que debe pasar es que, pese a la oposición de la marea naranja, M. Rajoy y sus chicos deben desaparecer de la Generalitat. ¿Lo harán? Probablemente no del todo. ¿Y esto que significará? Que el demofóbico estado español (y me refiero al de ahora y el de los años anteriores. Lo aclaro por si alguien me quiere sacar este artículo dentro de veinte años, y en ese momento España es una República Progresista de derechos sociales para todos) se pondrá más aún en evidencia.

Llegados a este punto, ¿era necesaria la comparecencia en Berlín junto al MHP Puigdemont? Sí, y mucho. Porqué investir el 131 President no debe significar nunca el blanqueamiento de la represión que ha sufrido la política catalana los últimos meses. Y la mejor manera es que hablen y respondan conjuntamente el President investido y el President legítimo. Hay que seguir denunciando SIEMPRE que tenemos presos políticos y políticos exiliados.

Durante la semana, veremos el Govern que forma el President Torra. La importancia de quienes recojan las carteras, sabiendo que hacer República y promover la democracia les puede llevar a la cárcel, es capital para el despliegue de las políticas republicanas que tienen como horizonte final la mejora de la vida de los ciudadanos. Por eso, no tengo ninguna duda que el Govern de la Generalitat de Catalunya será fuerte para resistir los embates de Madrid, y para aguantar las tensiones del propio mundo independentista.

Y no querría acabar este artículo sin aprovechar la oportunidad de utilizar el término político del momento. Y ese es aprovechategui. Y es que los discursos de estos días han sacado las máscaras a muchos aprovechateguis de la política. Por un lado, Albert Rivera se ha sacado ya definitivamente la careta de socialdemócrata y se ha puesto la de ultranacionalista, precisamente de lo que acusa a Torra. Y es que, y sin que sirva de precedentes, estoy de acuerdo con M. Rajoy. Rivera es el aprovechategui de la política y se sirve del odio que difunde en cada declaración, de cada falacia y mentira que cuenta, para crecer.

Pero, finalmente, el título de aprovechategui del año se lo gana Pepe Blanco. Sí, el mismo que ha sido investigado y que fue parte activa del Gobierno Zapatero. Sí, el de los brotes verdes y de no existe crisis, ese gobierno. Pues el señor se ha desmarcado pidiendo a Rajoy que ponga a Inés Arrimadas a la cabeza de la Generalitat. Así pidiendo un golpe de estado en toda regla y sin sonrojarse.

¿Actuará la justica con este golpista? No lo hará porque contra Catalunya vale todo.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

19 − cuatro =