Ha estallado la paz. Y la clave no está en el referéndum, sino en los impuestos. Cataluña no ha creado una agencia tributaria ‘butifarra’: tiene los datos fiscales y pretende empezar a operar el 1 de julio. Hasta aquí hemos llegado.

Eso explica las filtraciones a El País y las declaraciones firmes -por vez primera- del gobierno. Rajoy no sólo dice que “no es no”, sino que advierte que precintará los colegios y que tiene un plan para ello.

Y por si no le habían entendido: plan de la Guardia Civil -siempre la Guardia Civil- para desmantelar los efectos del 3%. El lunes, juicio contra Mas con probable condena de inhabilitación. Después llegará Forcadell.

Desde el otro lado del Ebro distribuyen dosieres sobre los amoríos del ‘demérito’ para intentar desprestigiar el símbolo de la unidad. ¿Juegos florales? Es verdad que la burguesía catalana está alarmada por la fuga de capitales: el déficit fiscal es cada vez menor y las bases fiscales están menguando aceleradamente. También es verdad que Rajoy -y los gobiernos de Madrid- nunca han hecho nada más allá de apelar al Constitucional.

Pero tengo la impresión que caminamos hacia un ‘choque de trenes’ estilo Podemos. Los ‘convergentes’ ya no pueden parar un tren empujado por otros: ERC y CUP. Para ellos apretar el acelerador es un gana-gana. Si no nos paran, lo hemos conseguido; si nos paran, nos victimizamos.

Y aquí llega la hora de la verdad. El gobierno tiene como máxima evitar la confrontación y maximizar el diálogo. Que incumplen las sentencias del Supremo, diálogo. Que retiran el español como lengua oficial, diálogo. Que incumplen la ley de banderas, diálogo. Pero si tocan los impuestos no hay diálogo posible, salvo un nuevo modelo de financiación autonómica que a los secesionistas resulta insuficiente. Así que si cruzan la raya el gobierno sólo puede intervenir. La alternativa es desaparecer como Estado. Al menos tal y como hoy lo conocemos.

El problema es quién acompañara al gobierno en este viaje. Ciudadanos se ha descafeinado en su única seña de identidad. ¿Recogieron la cartera los patrocinadores? Y el PSOE es una incógnita. Si Pedro Sánchez logra romper las inercias del aparato y consigue primarias libres es posible que regrese a la secretaría general. Y aunque se envuelva en bandera de España, es difícil pensar que acompañe a Rajoy, aunque sea un asunto de Estado.

Podemos -o lo que quede de ella- ni está no se le espera. Y luego está la ‘incógnita Trump’. Si su objetivo es dinamitar la Unión Europea, ¿no empezará apoyando la secesión de Cataluña? A Rajoy le toca hacerse mayor.


El anzuelo del pescador

Bronco Trump. Insulta a mexicanos y tensiona a los australianos. ¿Es un animal? Si. Pero sobre todo es un negociador. Y siendo la primera potencia mundial se lo puede permitir ¿Su objetivo? Base cero. No es ‘terminator’, es ‘negociator’.

Mossos. Los mossos d´esquadra ya advirtieron que obedecerían las ordenes que reciban. Si se aplica el 155 lo harán. Máxime sabiendo que su nómina la paga el ministerio del Interior…

Podemos. Dos proyectos, dos liderazgos. Hay que elegir. Y los dos ofrecen todo o nada. ‘Guerra civil’ televisada para deleite de sus adversarios. Y ‘Billetero’ regresa. Pero nunca será lo que fue. El sueño se desvaneció. Pesadilla.

Nadal renovable. El gobierno prorroga las subvenciones a las renovables hasta al menos el 2022. Pero, ¿el invento de Zapatero no era una sangría inaceptable? Nadal engulle su hemeroteca.

 

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Diez + 3 =