Un sondeo de opinión encargado por el PSOE, y elaborado a partir de mil entrevistas, otorga a los socialistas el 23,8% de los votos en las elecciones generales del 26 de junio, casi 1,8 puntos por encima del 22,02% que recibió en las de diciembre, lo que les colocaría por delante de Unidos Podemos, que lograrían el 22,4 de los apoyos, es decir, 1,9 puntos menos que la suma de las papeletas que recabaron por separado (24,33%) en los pasados comicios.

A su vez, el PP se mantendría como la fuerza más votada, con un 27,9% de los votos, un 0,82% menos que en las elecciones del 20-D (28,7%) y, por tanto, a 4,1 puntos del PSOE, que ve reducida así la diferencia en 2,6 puntos respecto a los anteriores comicios, cuando fue de 6,7 puntos.

Por lo que respecta a Ciudadanos, el sondeo del PSOE, al que ha tenido acceso Europa Press, señala que la formación de Albert Rivera pasaría del 13,9% de los apoyos que registró el 20 de diciembre, al 14,%, una ligera subida de 0,6 puntos.

El PSOE coge así aire a una semana del inicio de la campaña electoral y evita el temido ‘sorpasso’, del que hablan prácticamente todas las encuestas, al menos en votos, que Unidos Podemos da por sentado y que el PSOE asegura que no se va a dar de ninguna de las maneras.

Para la dirección del PSOE, la unión de Podemos con IU sólo ha servido para tapar la «sangría» de votos que creen que el partido de Pablo Iglesias venía sufriendo después del 20 de diciembre, tal y como han reflejado estos últimos meses muchas encuestas.

Con estos datos en la mano, los socialistas apuntan que el partido morado pasó del 20 al 15% de sus votos, es decir, el apoyo de uno de cada cuatro de sus votantes el 20-D. Y, para ello, recalcan, buscaron, esta vez sí, la coalición con IU, que reflejaba una mejoría en los sondeos.

Sin embargo, en Ferraz están convencidos de que esa caída no se cubre con los votantes de IU y creen que no todos los que cogieron esa papeleta hace casi seis meses introducirán en la urna ahora la de la coalición.

Esta teoría, que los socialistas han venido defendiendo en las últimas semanas, se vería confirmada con este sondeo interno, que sitúa a Unidos Podemos a 1,4 puntos del PSOE.

Además, también refleja, como ellos creen, que la transferencia de voto entre el PSOE y Podemos es favorable a los socialistas. Y, en el caso de PP y Ciudadanos, son más los votantes que pasan del primer partido a la formación naranja.

Los 1.000 participantes en esta encuesta también han dado su opinión sobre los candidatos a la Presidencia del Gobierno. El resultado sitúa al líder de Ciudadanos, Albert Rivera, como el mejor valorado, con un 4,9, seguido del secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, con un 4,7.

Mientras tanto, el líder de Podemos, Pablo Iglesias, recibe un 3,8 y el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, aparece con la peor puntuación, con un 3,4.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

19 − 13 =