Un joven de 13 años sufrió, ayer domingo, la amputación de las dos piernas tras ser atropellado por un tren de Metro en la madrileña estación de Sierra de Guadalupe, al subirse entre los acoples de dos trenes.

Según las primeras investigaciones dos jóvenes, menores de edad, llegaron al andén de la estación de Portazgo y al ver que el tren había cerrado sus puertas decidieron subirse en marcha a los acoples donde se conectan dos vagones. Poco después de pasar la estación Sierra de Guadalupe, uno de ellos se cayó a las vías del tren siendo arrollado por el convoy.

Posteriormente y para evitar ser arrollado por otro tren, el joven reptó varios metros hasta llegar a uno de los conductos de ventilación del suburbano. Una persona que transitaba por la calle escuchó gritos de socorro provenientes del conducto de ventilación cercano a la estación y llamó a Emergencias Madrid para comunicar lo sucedido.

Mas tarde, varias ambulancias del Samur-Protección Civil acudieron al lugar de los hechos. Allí, los sanitarios atendieron al menor de edad, consciente en todo momento y que sufrió la amputación de las dos piernas a la altura de la tibia, antes de ser trasladado al madrileño Hospital La Paz.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

20 − seis =