El ciberataque que se ha dado a conocer en España la mañana del viernes va mucho más allá de Telefónica o alguna otra compañía de nuestro país. De hecho, se ha detectado ya el virus WannaCry en al menos otros 80 países del mundo.

Según ha podido saber Diario16, WannaCry es un programa informático cuyo objetivo es secuestra archivos una vez se ha ejecutado en un ordenador para posteriormente exigir un rescate al afectado. Es el tipo de virus que más quebraderos de cabeza está dando actualmente a las grandes empresas a nivel mundial.

Según las primeras informaciones, este ataque ha aprovechado una conocida brecha de seguridad que permite tomar el control de un ordenador con Windows. Pese a que Microsoft avisó el pasado 14 de marzo de esta incidencia, los responsables de este ataque (todavía por identificar) lo han utilizado con éxito.

España ha sido uno de los primeros objetivos de este ataque a escala global.

El Centro Criptológico Nacional (CNN), adscrito al Centro Nacional de Inteligencia (CNI) no ha dado nombres concretos, pero sí ha reconocido que el ataque a afectado a varias empresas nacionales.

Otro de los grandes ataques ha sido al sistema informático de varios estratégicos hospitales de Gran Bretaña

Otro de los grandes ataques ha sido al sistema informático de varios estratégicos hospitales de Gran Bretaña. De hecho, según los medios británicos, el ciberataque ha obligado a la cancelación de citas, cortando las líneas telefónicas y el rechazo de pacientes, en lo que parece ser un ataque masivo informático en toda Europa.

Según la BBC, hay informaciones de ataques desde España hasta Italia, Portugal, Rusia y Ucrania.

El Servicio Nacional de Salud de Gran Bretaña (NHS por sus siglas en inglés) dijo que los hospitales de toda Inglaterra fueron atacados aparentemente mediante programas llamados “ransomware”, que exigen el pago de un rescate para liberar los sistemas, pero que no hubo evidencia inmediata de que los hackers hayan tenido acceso a los datos de los enfermos.

NHS Digital, que supervisa la ciberseguridad del sistema hospitalario, precisó que el ataque usó la llamada variante Wanna Decryptor de malware, que mantiene a los equipos afectados como rehenes mientras los atacantes exigen un rescate.

Un portavoz del hospital Saint Bartholomew de Londres dijo que estaban sufriendo “problemas informáticos graves” y retrasos en sus cuatro establecimientos.

“Hemos activado nuestro plan para incidentes mayores para asegurarnos de mantener la seguridad y bienestar de nuestros pacientes”, explicó.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

8 − 4 =