warren_richardson_photo_by_ildiko_fulopEl fotógrafo australiano Warren Richardson ha ganado el World Press Photo 2015 con una instantánea de un refugiado sirio intentando pasar a su bebé por la frontera entre Serbia y Hungría. La imagen fue tomada cerca de Horgos (Serbia) y de Röszke (Hungría) la noche del 28 de agosto de 2015 y ha sido distinguida con uno de los galardones más importantes de la fotografía a nivel mundial. La fundación World Press Photo, con sede en la capital holandesa, distingue desde 1955 con sus galardones el trabajo de fotoperiodistas y reporteros gráficos de todo el mundo.

Fotógrafo freelance con base en Budapest (Hungría), Richardson ha explicado así su instantánea: “Acampé con los refugiados durante cinco días en la frontera. Llegó un grupo de unas 200 personas, que se colocaron bajo los árboles en la línea de la valla. Enviaron a mujeres y niños, luego a los padres y a los hombres de mayor edad. Debí estar con ellos unas cinco horas, y estuvimos jugando al ratón y al gato con la policía durante toda la noche. Estaba agotado cuando saqué la foto. Eran como las tres de la mañana y no podías usar el flash porque la policía estaba intentando encontrar a esta gente, y entonces les estaría entregando. Solamente pude usar la luz de la luna”.

Según Francis Kohn, jefe del jurado del premio y director de la agencia de fotografía France Press, este ha sido el motivo por el que la imagen se ha alzado como ganadora: “Tan pronto miramos esta foto nos dimos cuenta de que era una de las importantes. Tenía tanto poder por su simplicidad, especialmente por su simbolismo con la alambrada de espino. Pensamos que tenía casi todo para darle poder visual a lo que está pasando con los refugiados. Creo que es una foto muy clásica, y a la vez es atemporal. Retrata una situación, pero el modo en el que está hecha es clásico en el mejor sentido de la palabra”.

El año pasado fue el fotógrafo danés Mads Nissen el que se alzó como ganador con una instantánea tomada en 2014 y titulada “Jon and Alex”, en la que se captaba de manera muy íntima una pareja de homosexuales en San Petersburgo (Rusia).

Con esa instantánea su autor reflexionaba sobre el contexto homófobo en Rusia, después de que en junio de 2013 ese país aprobara una ley contra la propaganda homosexual que condena la distribución de propaganda sexual con imágenes de relaciones sexuales no tradicionales, a menores de edad con multas y penas de cárcel.

 

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

15 + Trece =