Una de las ramificaciones del ‘Caso Púnica’ ya se encuentra en fase de juicio oral. Pero no se celebrará en la Audiencia Nacional ni su instructor ha sido Eloy Velasco. Se juzgará por la Audiencia de Madrid y procede del juzgado de instrucción nº 2 de Valdemoro, cuya titular es María de los Ángeles Carreras.

La jueza Carreras ha dado por concluida la causa que empezó a instruir en 2012 por las supuestas irregularidades cometidas por el Ayuntamiento de Valdemoro en la adjudicación a una de las empresas de la trama Púnica, Waiter Music, de un contrato de 21.895 euros para la organización de la cabalgata de Reyes en 2008. Su dueño, José Luis Huerta, figura como investigado en el sumario abierto en la Audiencia Nacional.

En calidad de acusados figuran el alcalde que sucedió a Granados, el ex diputado en la Asamblea de Madrid, José Miguel Moreno Torres, una antigua concejala de su equipo, y una funcionaria del Ayuntamiento. Todos ellos junto a José Luis Huerta.

Precisamente, la situación procesal de Moreno Torres fue la causa del retraso de la instrucción llevada a cabo en el juzgado nº 2 Valdemoro. En junio de 2013, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid rechazó hacerse cargo de la causa porque la jueza no había argumentado suficientemente su presunta implicación. Cuando la magistrada procedió a subsanar esta deficiencia, el TSJM volvió a rechazar el sumario por considerar que no había suficientes indicios de comisión de delito por parte del aforado. Al retornar al juzgado de Valdemoro, su titular, en lugar de archivar, decidió seguir con la investigación. Tomó declaración como imputados a una concejal y a un funcionario del Ayuntamiento, así como al empresario José Luis Huerta, y a varios testigos.

En mayo de 2015, María de los Ángeles Carreras volvió a solicitar al TSJ de Madrid que se hiciera cargo de las pesquisas al haber encontrado nuevos indicios de delito contra Moreno Torres. Pero cuando el tribunal procedió a pronunciarse, éste ya había perdido su condición de aforado y había sido imputado por Eloy Velasco en la Audiencia Nacional.

Posteriormente, un informe de la UCO de la Guardia Civil remitido por Velasco a Carreras acabó de cerrar el cerco en torno a este asunto. El pasado 7 de marzo, el ex alcalde de Valdemoro fue citado a declarar como investigado en un sumario que, con él, ya suma cuatro personas imputadas por los delitos de prevaricación y tráfico de influencias.

En el informe de la UCO se señalan varias irregularidades. La primera, que las tres ofertas que se presentaron a concurso para hacerse con la organización de la cabalgata eran del mismo propietario aunque camufladas bajo diferentes empresas. Otra, la aparición en la contabilidad de Waiter Music de “sobrecostes” en la organización de dicha cabalgata, que fueron cargados a otras partidas. Y, por último, otro evento, denominado “Día de las Asociaciones”, celebrado en 2007, por el cual el Ayuntamiento pagó 114.039 sin llevar a cabo los oportunos trámites para su contratación. El abono se llevó a cabo con cargo a otras partidas, entre ellas 12.000 euros para “caramelos” en la cabalgata de 2008 objeto de investigación.

Ahora, la Audiencia de Madrid fijará fecha para la celebración del juicio oral, el preludio de lo que se avecina con la “Operación Púnica”, algunas de cuyas piezas separadas el juez Eloy Velasco piensa cerrar en breve.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

1 × 2 =