Oksana Shachko, detenida tras desnudarse en el colegio electoral donde Putin acababa de votar en las presidenciales de 2012.

La ucraniana Oksana Shachko ha querido dejar este mundo con un último acto de rebeldía simbólica después de comenzar a ser mundialmente famosa tras desnudar su torso ante el mismísimo líder ruso, Vladímir Putin. En una nota dejada escrita antes de suicidarse en su domicilio de París, la fundadora del movimiento feminista Femen, de 31 años de edad, apuntó: “Sois todos unos falsos”.

Shachko pudo cumplir su deseo de suicidarse después de varios intentos. Desde que trasladó su residencia habitual a la capital francesa para aislarse lo más posible del foco mediático y alejarse del movimiento, la activista se dedicaba por entero a la pintura.

Desde 2013, la activista de Femen se dedicó a la pintura en su exilio parisino.

El movimiento Femen, que trata de visibilizar la discriminación de las mujeres con su participación por sorpresa con el torso desnudo en actos públicos de relevancia mundial, fue fundado en 2008 por Shachko junto a la también ucraniana Anna Gutsol, que ha informado de la muerte en su perfil de Facebook. “Oksana Shachko se ha ido. Sus amigos y familia estamos de luto y esperamos la versión oficial de la policía. Lo que sabemos de momento es que (…) el cuerpo de Oksana fue encontrado en su apartamento en París. Según sus amigos dejó una carta”, ha escrito Gutsol.

Han sido los propios amigos de la joven activista los que encontraron el cuerpo sin vida de Shachko en su domicilio tras derribar la puerta. Llevaban tres días intentando contactar con ella sin éxito, después de haber sido vista por última vez en una fiesta.

La activista se había desvinculado del movimiento feminista y se dedicaba a la pintura desde 2013

Tras desnudarse ante el candidato al Kremlin Vladímir Putin el 4 de marzo de 2012 en un colegio electoral de Moscú durante las elecciones presidenciales en Rusia, la activista fue detenida por la policía rusa y poco después deportada a Ucrania. En 2013 emigró a Francia, donde consiguió el estatus de refugiada política.

Las activistas de Femen lucen el torso desnudo con mensajes visibles escritos en sus pechos y portan coronas de flores sobre sus cabezas. Lanzan mensajes antiabortistas y contra la institución de la Iglesia, además de denunciar el machismo imperante en la sociedad.

Dejó una clarificadora nota antes de suicidarse en su domicilio.
¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

5 × cuatro =