El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha rechazado la pretensión de la Junta de Andalucía en su reclamación al sindicato UGT-A en la que le pedía la devolución de 1.061.062 euros de la subvención que le concedió en 2009 para el programa Orienta, relativo a las unidades de orientación profesional.

La sentencia, dictada por la sección cuarta de la Sala Contencioso Administrativo del TSJA hace hincapié en que “la Administración reclama ese dinero a pesar de haber verificado que la actividad se desarrolló regularmente, y el gasto al que se hace alusión se acredita adecuado y plenamente justificado”, según el documento al que ha tenido acceso Efe.

El tribunal, ha estimado que “no resulta procedente que más de dos años después, el Servicio Andaluz de Empleo inicie lo que denomina “expediente de información reservada” dirigido a lo que ya ha sido anteriormente objeto de comprobación, esto es, justificar que los gastos producidos han sido correctos y acordes con la finalidad de la actividad subvencionada”.

El TSJA indica que “no cabe practicar una nueva liquidación que venga, de hecho, a sustituir a la anterior sin poner en funcionamiento el procedimiento legalmente previsto para la revisión de actos administrativos que han devenido definitivos y firmes”.

Esta sentencia, que puede ser recurrida ante el Tribunal Supremo, posibilidad que la Junta de Andalucía está estudiando, sostiene que “el 30 de diciembre de 2010, el sindicato presentó los documentos justificativos de la ayuda concedida, que ascendió a más de 5 millones de euros, de los que la Junta reclamaba alrededor de un millón de euros”.

“Existe un explícito reconocimiento de la existencia de una anterior labor de justificación y fiscalización del gasto, y del cumplimiento de las exigencias derivadas de la normativa general en materia de subvenciones”, confirma el TSJA.

El sindicato UGT de Andalucía al conocer la sentencia del TSJA, ha declarado que “hoy podemos reafirmar, porque así lo han corroborado los órganos judiciales, el desacierto de todas aquellas informaciones que hacían referencia a la inclusión de intrusos en el programa Orienta 2009, y no se cometió ningún delito por parte de esta organización”, en un comunicado remitido a Efe.

UGT explica que “una primera sentencia anuló gran parte del dinero que le pedía la Junta, y se mantenía la petición de reintegro de los gastos relativos a la póliza de seguro, que tantas noticias han venido alimentando en estos últimos años”.

El sindicato asegura que han “sufrido una campaña sistemática de desprestigio por parte de algunos medios de comunicación, faltando a la verdad y a la presunción de inocencia, cuyos argumentos ahora se desmoronan. Esta organización nunca podrá ser resarcida del daño producido, pero nuestros servicios jurídicos está estudiando qué medidas tomar”.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

1 × tres =