Con motivo del Día Internacional de las Personas con Discapacidad, que se celebra el 3 de diciembre, UGT denuncia que aún queda mucho para que la integración laboral de las personas con discapacidad sea real y efectiva.

UGT exige que las leyes se adapten a lo establecido en la Convención de la ONU de las Personas con Discapacidad de 2006. Esto implica replantearse todas las políticas de inclusión, porque las actuales no funcionan. Su tasa de actividad es casi la mitad que la de la población, en general; la tasa de empleo sólo se aproxima al 25% y su tasa de paro se sitúa 10 puntos por encima, de la general.

El sindicato destaca la importancia de las acciones formativas y las campañas de sensibilización para conseguir la igualdad efectiva de estas personas en todos los ámbitos (educativo, laboral, cultural, facilitarlas el acceso al transporte) y dotarlas de las herramientas necesarias para el pleno ejercicio de sus derechos.

La inclusión social de las personas con discapacidad pasa por su integración laboral, siendo la obtención de un trabajo productivo una cuestión de derechos humanos. Este es el enfoque de la Convención de la ONU de las Personas con Discapacidad de 2006. Sin embargo, UGT considera que, a pesar del tiempo transcurrido, todavía queda mucho camino por recorrer para alcanzar su cumplimiento total y efectivo.

Así, la situación laboral de las personas con discapacidad todavía se caracteriza por una baja participación. Su tasa de actividad es casi la mitad que la de la población, en general; la tasa de empleo sólo se aproxima al 25% y su tasa de paro se sitúa 10 puntos por encima, de la general.

 

Por unas políticas públicas adecuadas

UGT exige la adaptación de nuestras las leyes a la Convención, y con ello prevenir y eliminar las posibles situaciones susceptibles de ser discriminatorias. Es el momento de actuar en pro de la igualdad de oportunidades de las personas con discapacidad y de garantizar sus derechos sociales y laborales.

Reivindicamos unas políticas públicas adecuadas, con el objetivo que se logre la activación para el empleo de las personas con discapacidad en edad de trabajar, ya que su alta inactividad es un obstáculo insalvable para que se logre su integración laboral.

UGT considera, además, que es fundamental el replanteamiento de todas las políticas de inclusión de las personas con discapacidad, ya que la actuales no están funcionando. Destaca que su acción sindical se basa en garantizar los principios de igualdad de trato y oportunidades, tanto en el acceso al empleo como en el desarrollo de la relación laboral; y en la previsión y prevención de posibles escenarios de discriminación por motivo de la discapacidad. Instrumentos como acciones formativas, campañas de información y sensibilización, son fundamentales para lograrlo.

El sindicato está comprometido con la discapacidad y reivindica la igualdad efectiva de las personas con discapacidad en ámbitos como son el acceso a la educación, a la formación, a la libre elección de un empleo en igualdad de condiciones laborales y salariales, a la cultura, o al transporte en igualdad de condiciones, dotando a las personas con discapacidad de herramientas para su pleno ejercicio.

El propósito es que la discapacidad no actúe como un factor de discriminación y o que condicione la inclusión social y laboral plena de estas personas.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cuatro × 4 =