La Comisión Nacional de Mercados y Competencia, CNMC vigila, muy de cerca, a la Corporación Radiotelevisión Española. Y, de entrada, ha puesto una multa que se acerca a los 220.000 euros por “publicidad encubierta” en el programa Masterchef. Y, según fuentes del regulador, no será la única. Televisión Española no puede emitir publicidad, según la legislación vigente. Sólo admite los llamados “patrocinios culturales”. Las cadenas privadas denuncian que estos patrocinios se están convirtiendo en una forma de financiación comercial.

La CNMC recibió una denuncia de la Asociación de Usuarios de la Comunicación contra Televisión Española por haber emitido publicidad de las “Bodegas González Byass” en el concurso Masterchef emitido entre el 18 y el 21 de mayo de 2016.

En un comunicado, el regulador considera probado que en el espacio “se incluyeron contenidos sin identificar como publicidad, que pudieran ser calificados como publicidad encubierta”. Se hicieron alusiones directas a la marca González Byass con frases como “tenemos la suerte de estar en una de las bodegas más prestigiosas y antiguas de España” o la de “han convertido estos vinos en todo un referente de calidad a nivel internacional”. También se realizó una cata de vinos en la bodega y se promocionó la marca de Beronia al usar las barricas para la barbacoa campera que prepararon los concursantes. Todo ello, según la CNMC supone “la vulneración del artículo 58.8 de la Ley General de la Comunicación Audiovisual”. Y tras la apertura del correspondiente expediente sancionador se ha impuesto a RTVE una multa de 219.342 euros.

La dirección de Televisión Española, por su parte, niega la emisión de publicidad encubierta en este programa y anuncia que presentará recurso ante la sala de lo contencioso de la Audiencia Nacional.

No es la primera vez que la CNMC sanciona a Televisión Española. Hace un par de meses volvió a multar a la Corporación por emitir publicidad encubierta en el transcurso del programa “Las mañanas” del 29 de marzo de 2016. Exactamente durante el espacio dedicado a ejercicios gimnásticos. En una pieza sobre la “menopausia y los beneficios que aporta la actividad física”, aparecen imágenes de mujeres haciendo ejercicio en un gimnasio de la franquicia Curves, “con presentaciones reiteradas de la marca, tanto en la pared del propio gimnasio como en las camisetas, y varias sobreimpresiones en pantalla”, dice la resolución del expediente abierto por la Comisión.

Todas las cadenas, tanto públicas como privadas, han sido sancionadas por este tipo de actuaciones. Lo que llama la atención, si cabe, es la de Televisión Española debido a que en su financiación está prohibida todo tipo de publicidad menos los patrocinios culturales. La patronal de las privadas ha pedido al Gobierno que especifique cuales son estos patrocinios ya que la cadena pública está introduciendo anuncios comerciales bajo esa fórmula en los espacios de mayor audiencia.

La Corporación Radiotelevisión Española se financia mediante un canon a los operadores de telecomunicación y los grupos audiovisuales privados, y la asignación que se señala en los presupuestos generales del Estado de cada año. En los últimos años, Hacienda ha reducido sensiblemente dicha asignación. Montoro ha manifestado, en infinidad de ocasiones, que la empresa, dependiente orgánicamente de la SEPI, la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales, “debe reestructurarse, redimensionarse y buscar vías alternativas comerciales de ingresos”. Lo cierto es que todavía no se ha culminado el Expediente de Regulación de Empleo de 2006 que supuso el despido de 4.150 trabajadores por lo que, hasta el año 2020, no se podrá llevar a cabo una nueva medida de reducción de personal.

 

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

1 × cinco =