Turquía está ampliando su presencia internacional en la última década en línea con el crecimiento de su peso económico y político. El país que se está convirtiendo en una potencia geopolítica de primer orden, con sus 80 millones de habitantes y una de las primeras economías del Mediterráneo, ha consolidado en los últimos años una fuerte presencia diplomática en Oriente Próximo y Asia Central. En esta línea, las autoridades turcas han apostado por abrir nuevas embajadas y consulados en varios países latinoamericanos para apoyar los crecientes intercambios comerciales, culturales e institucionales en la región.

Entre los países a los que más atención está prestando la diplomacia turca se encuentra Panamá. La nación centroamericana se está consolidando como la puerta preferente para las inversiones turcas en Latinoamérica. Diferentes factores están influyendo en esta apuesta por Panamá como referente de Turquía para su penetración en la región. En primer lugar su posición geográfica entre Suramérica y Centroamérica unido a su condición de centro financiero de primer nivel. A estos datos se unen unas modernas infraestructuras aeroportuarias y el canal de Panamá, la principal vía de tráfico marítimo mundial.

La intensa labor del diplomático Jorge Miranda, Embajador de Panamá en Turquía, ha sido también clave para el incremento de las relaciones entre ambos países. No debe olvidarse que Panamá fue de los primeros países en condenar el reciente y frustrado golpe de estado, cuando aún los militares estaban desplegados en las calles de las principales ciudades. Este dato ha sido tenido muy en cuenta por las autoridades turcas como prueba de la amistad entre ambos países.

En la actualidad, Panamá se encuentra con un nivel de interlocución con Turquía solo comparable a países como Brasil o México en base a los crecientes lazos económicos y culturales establecidos entre ambos países en la última etapa.

La posible celebración del “Iº Foro de Alto Nivel Latinoamérica-Balcanes”, previsto a finales de 2018 en una de las capitales balcánicas, puede dar un nuevo impulso a esta relación dado que Ankara aparece como una firme candidata a albergar este evento internacional. Durante tres días ministros, diplomáticos, empresarios e inversionistas se reunirán para analizar diversas iniciativas conjuntas para reforzar los tráficos comerciales y las inversiones entre Balcanes y América Latina. Dado el actual liderazgo turco en la región balcánica, como prueban las recientes visitas oficiales del Presidente turco Tayyip Erdogan a varios estados del área, la celebración de este foro internacional en Ankara parece altamente probable.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cuatro − uno =