Después de una ajustadísima batalla final en el caucus del estado estadounidense de Iowa, primera parada en la carrera electoral para la Presidencia de Estados Unidos tanto de demócratas como republicanos, el senador por Texas Ted Cruz se ha impuesto con al menos cuatro puntos de diferencia frente a su más cercano rival, el magnate inmobiliario Donald Trump, mientras que Hillary Clinton y Bernie Sanders mantienen el empate en el lado demócrata.

“Dios bendiga al gran estado de Iowa”, dijo Cruz al agradecer el triunfo, principalmente tras el apoyo clave que obtuvo de los evangélicos, grupo importante en ese estado. “Nuestros derechos provienen de nuestro creador”, agregó Cruz apelando al discurso religioso que surtió efecto. Añadió que el próximo presidente no será escogido ni por los medios ni por el establishment en Washington, sino “por el pueblo de Estados Unidos”.

El mensaje xenófobo, efectista y populista en extremo del showman multimillonario no ha sido suficiente para atraer a la mayoría de electores republicanos, y finalmente ha sido el ortodoxo y religioso senador tejano el que ha logrado la primera victoria electoral en la larguísima carrera hacia la Casa Blanca.

El resultado que ha arrojado Iowa es paradójico en extremo, porque es un estado abrumadoramente con mayoría de blancos no hispanos, el 90 % de los votantes. Y curiosamente el Partido de los blancos, el Republicano ha otorgado la victoria a dos latinos hijos de inmigrantes cubanos, que para colmo apoyan sin fisura la mano dura contra la inmigración masiva de Estados Unidos procedente sobre todo de Latinoamérica.

El caucus republicano de Iowa ha arrojado el resultado final de un 27,65% de los votos y ocho delegados para Cruz, un 24,31% para el magnate inmobiliario y siete delegados, y en tercera posición, el senador por Florida Marco Rubio, con un 23,09% y siete delegados.

En el bando demócrata, el empate entre Clinton y Sanders evidencia la fuerte división ideológica del partido y sus seguidores.

El Estado de Iowa tiene una población de 3,1 millones de habitantes en el Medio Oeste y jamás sirve para decidir la nominación ya que el proceso electoral de primarias en Estados Unidos es muy largo, más de cinco meses y la participación de los 50 estados de la unión.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

once + 14 =