Foto: Lisbeth Salas.

La América que traza el escritor Manuel Vilas en un recorrido a medio camino entre la ensoñación y el asombro de un vastísimo país tan heterogéneo y diverso como inabarcable geográficamente. Por eso pone el foco en el detalle para retratar con maestría el conjunto, la parte para abordar el todo. Y el todo es un país, Estados Unidos, en el que medio planeta quiere vivir en él. Algo tendrá el agua cuando la bendicen.


 

La América profunda ha encumbrado al más profundo de los presidentes de Estados Unidos. ¿Es profundamente inconsciente la democracia?

Es una enorme paradoja. La democracia hace que hombres profundamente mediocres sean famosos y su rostro aparezca en todas las portadas de los periódicos y en todos los telediarios del mundo. La virtud de la democracia es que dentro de cuatro años se vuelve a votar. Y eso es importante.

 

¿Quién es Trump para los estadounidenses “profundos”?

Un blanco, un anglo. Alguien que va a devolver el orden racial a América. Alguien que tiene un discurso duro y necesario. Un valiente.

 

¿Trump es de derechas, de centro o de izquierdas, o todo ello al modo Frankenstein?

Es de derechas, de una derecha derechísima. Me hace gracia esos políticos que dicen que no son ni de izquierdas ni de derechas. El populismo busca ese tipo de simplificaciones baratas, se nutre de la ignorancia de la gente.

 

La América que usted plasma en sus libro es inabarcable. Y usted la retrata con “observaciones minúsculas”. ¿Así, partiendo del detalle y abriendo foco, es como mejor se puede retratar un país y a sus gentes?

Mi libro se fija en los detalles de la vida ordinaria, porque son los que más me fascinan, y suelen ser los que importan más a un escritor. Por ejemplo, me interesa más contar qué son los almacenes Walmart que extasiarme ante le Quinta Avenida de Nueva York.

“Me interesa más contar qué son los almacenes Walmart que extasiarme ante le Quinta Avenida”

 

¿Está dando Estados Unidos los coletazos típicos de una gran potencia en plena decadencia?

No, en absoluto. Quienes están dando esos coletazos son Francia, Alemania, España e Italia. Estados Unidos es el país más rico de la tierra. La Unión Europea está tocada. Van a por ella. La Unión Europea tiene que responder con más unión. Hasta que Francia, Alemania, Italia y España no consigan una fusión política serán países satélite de Estados Unidos.

 

¿De verdad cree que vivir en Estados Unidos es el ideal de cualquier mortal?

No, en absoluto. Yo solo constato una realidad política y sociológica: todo el mundo quiere venir a vivir aquí. Mi opinión en este tema es irrelevante. Son los datos los que cuentan. Y los datos dicen que medio planeta querría vivir en Estados Unidos.

 

¿Qué no se esperaba encontrar nunca en su recorrido por esa América?

Pensaba que el cantante Lou Reed era más famoso aquí, y no lo conoce nadie. Si a Lou Reed no lo conocen en su propio país, me da igual que a mí tampoco me conozcan en España. Un buen consuelo.

 

¿Hacia dónde camina este inmenso mastodonte llamado Estados Unidos?

Esa es lo más interesante: nadie lo sabe. En el fondo, los americanos disfrutan dominando el mundo sin saber muy bien por qué o para qué.

 

Si nos tuviéramos los españoles que parecer en algo a esa América que ha ido visitando, ¿en qué sería lo primordial?

Hay algo muy americano y que me gustaría que pasara a España: la obsesión por el trabajo bien hecho, eso.

 

¿Dónde se vive peor: en Madrid o en Iowa City?

Madrid es una gran ciudad. Pero en Madrid hay desempleo. En Iowa no existe el paro. Y los sueldos doblan a los de Madrid. Ese es el problema: que en Estados Unidos te pagan más por hacer lo mismo que en España. Pero yo me quedo con Madrid, obviamente. Ahora bien, para un escritor estar en Estados Unidos es importante, es como estar en el corazón de la Historia.

 

América
Manuel Vilas
Círculo de Tiza
215 páginas
23 €

 

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

3 + dieciocho =