El barrio madrileño de Malasaña, aguarda estos días la obra “Ni con tres vidas que tuviera” que podrá verse todos los días del fin de semana hasta el domingo 14 de octubre en la Sala Intemperie Teatro. Una obra dirigida “al mundo, a todos aquellos espectadores de teatro social, de teatro que recoge la memoria, la historia y la verdad de una época concreta” tal y como relata Lucia Esteso, la actriz en la obra encargada de hacer el papel de la “víctima”.

Una idea original del dramaturgo albaceteño José Pascual Abellán que “al conocer la historia del ex terrorista, Iñaki Rekarte, tras pasar 22 años en prisión por diversos atentados, contó su experiencia en un medio de comunicación” y su historia, “inspiró este ejercicio de ficción” que puede verse los viernes y sábados a las 20:30 y los domingos a las 19:30.

Nacho Hevia es el encargado de dar vida al personaje del periodista, Jorge Cabrera como exterrorista y Lucía Esteso que comenzó representando el personaje de periodista puesto que es también su profesión en la realidad, esta temporada ha sido la encargada de dar voz a la víctima.

Se trata de una obra específicamente dedicada “a los que conocieron el conflicto terrorista y sobre todo a los que no lo conocieron para que entiendan que en el ADN de su historia, hay mucho dolor pero sobre todo mucha esperanza”. De este modo, José Pascual Abellán plantea la historia desde tres bandas: la historia del amor, del dolor y del perdón, contada por un ex terrorista, un periodista y una víctima.

Cabe destacar la autenticidad del relato, puesto que, basada en la entrevista que Jordi Évole mantuvo con Iñaki Rekarte en Salvados, el dramaturgo se encargó de contactar “con los protagonistas de la misma, y diseñó una narración en la que se mezcla teatro documental basado en la realidad con episodios de ficción”.

Lucía Esteso.

El día en el que Abellán conoció esta historia en su cabeza volaron varias preguntas: ¿Por qué mata un hombre? ¿Merece alguien que ha sembrado de horror la vida de otros una segunda oportunidad?. Ahora, a través de su trabajo, traslada estas preguntas al espectador.

Es una obra que revive uno de los hechos que más ha marcado la historia reciente de nuestro país: la violencia terrorista. Por tanto “su vigencia en la actualidad radica en la exposición a las nuevas generaciones de un conflicto que ha marcado la historia de este país, contada por tres personajes comunes que en el fondo protagonizan una historia universal que podría tener lugar en cualquier rincón del mundo” explica Lucia Esteso.

Lejos de buscar un efecto sensacionalista, esta obra “habla de un conflicto que aúna en una misma historia dos de los sentimientos más universales del ser humano: el amor y el dolor” relata Esteso.

Se trata de una historia con muchísimo trasfondo y dificultad que une tres puntos de vista diferentes y complejos y, así nos lo cuenta Lucia Esteso: “Los actores hemos tenido que profundizar y viajar al universo de un periodista contenido (Nacho Hevia), que tiene frente a sí al autor de una barbarie y al mismo tiempo a un ser humano frágil (Jorge Cabrera), que ahora se enfrenta a la realidad. Y a la víctima (Lucía Esteso), que asiste perpleja a las manifestaciones del que sembró de horror su vida”.

Una historia que es fundamental que sea contada desde la verdad, y eso es lo que ha intentado Abellán que gracias a la labor de los actores que se enfrentan a unos “ensayos complejos, duros, emocionales y con un nivel de compromiso realmente estricto” han conseguido mantener la memoria, y en definitiva, la verdad de una historia que late desde hace mucho en el día a día de la sociedad española.

Cuándo José Pascual Abellán contactó con Lucia Esteso, ella lo tuvo claro: “le dije que SI y volvería hacerlo una y otra vez”. Para ella, es un día que nunca olvidará aunque hayan “pasado cuatro años desde aquella llamada” por que ese día comenzó su relación laboral con el dramaturgo al que describe de una persona “mágica”.

Nacho Hevia y Jorge Cabrera.

“Hay personas mágicas que se cruzan en tu camino y de las cuales ya no te quieres separar…y él es una de ellas, me refiero al extraordinario dramaturgo de esta obra, para el cual solo puedo tener elogios por regalarme a este personaje y sobre todo por ser un compañero extraordinario de la vida, el cual me recuerda siempre que esto es teatro y que hay cosas más importantes en la vida” concluye.

 

¿Cuál es tu función dentro de la obra?

Cuando arrancamos con esta obra, en el 2017, interpretaba el papel de la periodista, el dramaturgo José Pascual Abellán escribió el papel de la víctima para mí…pero llegado el día, pensamos que era mejor que hiciera de periodista porque él quería que lo hiciera un periodista de verdad, y puesto que también lo soy decidimos que fuera así….y luego, cosas de la vida…en esta temporada he terminado haciendo el papel de la víctima…el destino quería que lo hiciera y así es, a día de hoy. Ambos personajes ya habitan en mí, y a los cuales les tengo mucho cariño….es un privilegio poder haber habitado los dos.

Además, me encargo de la prensa de la obra desde la agencia de comunicación en la que trabajo, Gran Vía Comunicación.

 

¿Qué fue lo primero que pensaste cuándo te llegó esta propuesta?

Recuerdo perfectamente que estaba en el trabajo cuándo me llamó José Pascual Abellán…y creo que nunca se me olvidará…han pasado ya cuatro años desde aquella llamada…hemos tomado incalculables cafés hablando sobre ello, dándole vueltas para ver cómo lo podíamos llevar a cabo….recuerdo que cuando me llamó, le hablé de un libro que me habían regalado y que me había dejado tocada: “Mi hijo era de ETA” de José Ramón Goñi, y no lo dudé ni un minuto…lo tenía claro y cuando solo era una idea que todavía no había plasmado sobre el papel le dije que SI y volvería hacerlo una y otra vez. Hay personas mágicas que se cruzan en tu camino y de las cuales ya no te quieres separar…y él es una de ellas, me refiero al extraordinario dramaturgo de esta obra, para el cual solo puedo tener elogios por regalarme a este personaje y sobre todo por ser un compañero extraordinario de la vida, el cual me recuerda siempre que esto es teatro y que hay cosas más importantes en la vida.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

11 − 6 =