Al menos tres personas han perdido la vida en un tiroteo registrado esta tarde en la provincia de Teruel. Dos de los muertos eran Guardias Civiles. La otra persona acompañada a los agentes. La Guardia Civil busca ahora al asesino.

Según fuentes policiales los hechos han sucedido en una masía situada entre las localidades turolenses de Andorra y Albalate del Arzobispo.  Según las primeras informaciones los agentes formaban parte de un operativo que buscaba al causante de otro tiroteo sucedido la semana pasada. Al llegar al lugar, el sospechoso los ha tiroteado, causando la muerte de los tres.

El pasado 5 de diciembre, dos personas resultaron heridas en otra masía de la misma localidad, Albalate del Arzobispo. Los hechos tuvieron lugar cuando una persona se dirigía a su casa de campo y, al no poder acceder a su vivienda, decidió volver a la localidad para solicitar la ayuda de un cerrajero. Ambos regresaron de nuevo a la casa y, cuando abrieron la puerta, alguien les disparó desde el interior, alcanzándoles a los dos, tanto al propietario, un hombre de más de 70 años, y el cerrajero, de unos 40.

El delegado del Gobierno en Aragón, Gustavo Alcalde, se está desplazando hacia la zona para conocer sobre el terreno el operativo dispuesto por la Guardia Civil, en el que participan todas las patrullas de la zona. La Guardia Civil ha hallado un arma larga (rifle o escopeta) en el perímetro de búsqueda. El autor tiene, además, también armas cortas.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

5 + tres =