Tres pasajeros del tren que realizaba el trayecto entre Málaga y Sevilla este miércoles por la mañana se encuentran en estado grave después de descarrilar el tercer vagón del convoy entre las estaciones de El Sorbito y Arahal, en la provincia de Sevilla, a causa del fango acumulado en los márgenes de las vías por las lluvias caídas en las últimas horas. El accidente también ha provocado una veintena de heridos de carácter leve, según informa el servicio de Emergencias 112 de Andalucía.

Renfe suspende el servicio ferroviario entre Granada y Sevilla y desvía a los pasajeros por carretera

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha exigido a Adif que explique por qué decidió reabrir la línea pese a las condiciones climatológicas adversas caídas en las últimas horas en la zona afectada.

Este servicio de emergencias recibió el primer aviso a las 10.22 horas de este miércoles. El tren ha descarrilado en el punto kilométrico férreo 22 de la línea Utrera-Marchena. La estación de El Sorbito ha sido la elegida por los servicios de emergencias para centralizar la atención de los heridos.

El tren salió de la estación malagueña a las 7.40 horas y transportaba a 79 pasajeros. Debido a este descarrilamiento otros convoyes han tenido que realizar sus trayectos por carretera, informan fuentes de Renfe.

La lluvia recogida esta noche en la provincia de Sevilla ha dejado 110 litros por metro cuadrado en la localidad de Arahal, donde ha desborda arroyos, y 90 en Utrera, con dos desalojos y 31 actuaciones de los servicios de emergencias, según informan fuentes locales.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diez + 6 =