Manuel Cortés, quien sufre artritis reumatoide, fue a la consulta del médico en mayo de 2015 donde le indicaron que debía hacerse una radiografía y volver a la consulta para ver los resultados y concluir un diagnóstico. Esta semana llegó una carta de la seguridad social citándolo para el próximo 7 de marzo.

“Ya te vas olvidando porque la verdad esta situación es vergonzosa”

En vista de lo ocurrido Manuel se dirigió a su ayuntamiento donde el grupo municipal Ganemos le ha brindado su apoyo. Y es que los recortes de sanidad están provocando que este tipo de situaciones se convierta en algo normal. “Ahora ya un año de espera hasta lo das por bueno, yo estoy muy mentalizado y me río por no llorar”, señalaba Manuel Cortés.

Según su relato, esta cita tan esperada había caído en el olvido y le ha tomado por sorpresa cuando llegó la carta esta semana. Al respecto añadía “Mi mujer me comentaba algunas veces , ¿te acuerdas cuando fuiste a traumatología? Y yo claro, pues lo tenía un poco en el olvido. Ya te vas olvidando porque la verdad esta situación es vergonzosa”.

La artritis reumatoide no tiene cura, por eso los medicamentos que toma Manuel son únicamente para ralentizar el avance de la enfermedad. Pueden llegar a ser muy agresivos para el sistema y disminuyen las defensas de forma notoria: “Como tus defensas están por los suelos, enfermas de resfriado, bronquitis, etc”.

Actualmente sigue esperando varias pruebas más. La dramática situación que vive Manuel se repite en muchos otros centros médicos españoles. “Esto es empezar y no acabar”. Manuel Cortés termina recordando una realidad cada vez más certera: “nuestros hijos también pagarán las consecuencias de esta mala gestión del ámbito sanitario. Los derechos de las personas no se pueden pisotear así como así”.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

trece + 10 =