Roma no paga traidores, la famosa frase de procónsul Quinto Servilio Cepión, en el año 139 a. de C, no parece afectar lo más mínimo al secretario general de PSOE, Pedro Sánchez, que tras la reunión mantenida en la sede de Ferraz, ha pedido a Antonio Hernando, que siga al frente del Grupo Socialista, al menos hasta el Congreso federal de los socialistas del próximo 17 de Junio.

Antonio Hernando, por su parte, se amolda ante cualquier situación con tal de permanecer en su cargo, ha aceptado la propuesta de su jefe de filas, dispuesto a defender el criterio de un Pedro Sánchez, que, al no ser diputado, no tendrá presencia física en la cámara baja. Ávalos, como nuevo portavoz del grupo socialista en el Congreso, contará con el apoyo de Hernando, que tendrá que dar instrucciones a la mayoría de los diputados, que no son afines a Pedro Sánchez. Hernando volverá a decir “Donde dije digo, digo Diego”.

La noticia ha sorprendido a propios y extraños. Como ya informo Diario 16 en la noche electoral de las primarias el pasado domingo, Antonio Hernando, presentó su dimisión nada más darse a conocer la victoria de Pedro Sánchez sobre Susana Díaz y Patxi López.

Senadores de Castilla y León han mostrado su sorpresa por este nuevo giro de estrategia de Pedro Sánchez, mientras diputados por Madrid aseguran a Diario 16que aquí nada es lo que parece”.

El entorno de Pedro Sánchez, cierra filas en torno a su jefe, y apoyan una decisión que huye de vendettas con el fin de llegar con una paz pactada al Congreso del PSOE.

Como se recordará, Antonio Hernando, en la anterior etapa de Pedro Sánchez como secretario general del PSOE, defendió el “no es no” que lideraba su jefe de filas, para acto seguido, defender la abstención a Mariano Rajoy, en el momento que Pedro Sánchez, salía por la puerta de atrás, tras verse obligado a dimitir por una maniobra del aparato, liderada por Susana Díaz.

Fuentes consultados del PSOE, aseguran a Diario 16 que “teniendo el Congreso del partido en un mes, es lógico que Pedro Sánchez espere a tomar decisiones”.

Hay quien ve también en esta decisión del secretario general una maniobra perversa para que Hernando, se vea obligado A defender las posturas que Pedro Sánchez, que hace apenas una semana le parecían indefendibles.

Propios y extraños creen que la dignidad no es el fuerte de Antonio Hernando.

 

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

uno × 1 =