UGT exige la creación inmediata del Fondo de Compensación para las Víctimas de Amianto, y denuncia que en España ha muerto 5.830 personas por el agente cancerígeno entre 2000 y 2016, a pesar de estar prohibido su utilización.

El Fondo de compensación que aún no se ha puesto en marcha, que se aprobó en el Congreso de los Diputados el pasado mes de octubre.

En nuestro país, el amianto se prohibió hace ya más de una década, aun así sigue estando presente en la vida de muchos trabajadores/as, como aquellos que se ocupan de las tareas de reparación, retirada de materiales contaminados, transporte a vertederos, tratamiento de residuos, mantenimiento de canalizaciones de agua, rehabilitación y mantenimiento de edificios (albañiles, fontaneros, electricistas) y también aquellos que ocupen edificios construidos con amianto o en los que existan instalaciones con amianto y que quizá lo desconocen.

Según la, actualmente fallecen en el mundo más de 100.000 personas por su exposición al amianto y, según la OMS, en la UE se registran entre 20.000 y 30.000 nuevos casos relacionados con el amianto anualmente

  • UGT reclama la implantación de este fondo, como ya tienen países como Francia, Holanda o Bélgica, y la puesta en marcha de un Plan de Acción Estatal para erradicar todas las fuentes de amianto existentes.

Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT), anualmente fallecen en el mundo más de 100.000 personas por su exposición al amianto. Según la Organización Mundial de la Salud, sólo en la UE, se registran entre 20.000 y 30.000 nuevos casos de enfermedades relacionadas con el amianto anualmente y más de 300.000 personas morirán de mesotelioma pleural -tumor canceroso poco común. Afecta principalmente el revestimiento del pulmón y de la cavidad torácica (pleura) o el revestimiento del abdomen (peritoneo). Se debe a la exposición prolongada al amianto (asbestos).- hasta 2030.

Es intolerable que en España, 5.830 personas fallecieran por mesotelioma del año 2000 al 2016, según los datos del registro de mortalidad del Instituto Nacional de Estadística (INE), 4.376 eran hombres y 1.454 mujeres. En el año 2016, 4.085 empresas estaban inscritas en el Registro de Empresas con Riesgo de Amianto (RERA) según el informe del Grupo de Amianto de la CNSST “Planes de Trabajo en las diferentes Comunidades Autónomas. De 2009 a 2015”.

UGT denuncia, con estas cifras en la mano, que únicamente se han declarado 34 enfermedades profesionales provocadas por amianto de las 21.188 registradas durante 2017, lo que deja entrever la clara infradeclaración de las mismas –una muy baja declaración de enfermedades causadas por el agente cancerígeno-.

Para el sindicato, este Fondo de Compensación ayudaría a que las víctimas del amianto y sus familias no tengan que luchar en los juzgados para reclamar sus derechos, con el coste económico importante que esto supone y, por supuesto, el alto coste personal. Se trata, de reparar esta injusticia social y crear un fondo de compensación como el que ya existe en otros países como Francia, Holanda o Bélgica.

Por ello UGT exige al Gobierno y a los grupos parlamentarios de nuestro país que agilicen los trámites y avancen en la creación de este fondo, que no se quede en el olvido ya que los trabajadores y trabajadoras afectados por el amianto, así como sus familias, necesitan urgentemente que se haga justicia y les sean reparados los graves daños sufridos.

El sindicato manifiesta la necesidad de poner en marcha un Plan de Acción Estatal para erradicar todas las fuentes de amianto existentes, para así cumplir con el objetivo de erradicación del amianto instalado en suelo europeo para el año 2032, establecido en el dictamen de fecha 20-02-2015 CCMI/130 del Comité Económico y Social Europeo (CESE).

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dieciocho − 13 =