Cristina Cifuentes presidenta de la Comunidad de Madrid ha decidido no otorgar al proyecto que la empresa Cordish pretendía construir en Torres de la Alameda, la categoría de Centro Integrado de Desarrollo, lo que conlleva dejar sin exenciones y ventajas fiscales.

El grupo Cordish pretendía construir en una primera fase un hotel y un centro de convenciones, muy alejado del proyecto que se anunció. La segunda fase estaba condicionada a un megaproyecto de juego y casinos.

La Comunidad Madrid al querer la empresa Cordish construir solo la primera frase, dice en el informe: “Con la documentación presentada por los promotores, no queda suficientemente acreditada la viabilidad económica y organizativa del proyecto

La Consejería de Economía ha publicado un resolución en la que indica: El proyecto generaría un coste a los presupuestos de la Comunidad de Madrid de 340 millones de euros. La empresa pretendía que se construyeran infraestructuras de acceso al proyecto en Torres de la Alameda, así como una estación de ferrocarril (cercanías) lo que generaría        una carga importante para el presupuesto de la Comunidad de Madrid.

Cristina Cifuentes. Foto: Agustín Millán.

Cristina Cifuentes para en seco este megaproyecto por varias razones. No hay que olvidar que el anterior proyecto de Eurovegas, promovido por el grupo Las Vegas Sands, que se pretendía construir cerca de Alcorcón, fue presentado mientras Esperanza Aguirre presidia la Comunidad, y lo continuó Ignacio González cuando sustituyó a Aguirre en la Presidencia. Un fiasco, tanto político como económico que supuso ese proyecto, ha pesado en la decisión adoptada esta tarde por Cifuentes.

Las implicaciones políticas del proyecto de Eurovegas hicieron mella en la credibilidad del partido Popular. La nueva etapa que acaba de comenzar, con Cifuentes como presidenta del partido, pretende romper con todo lo que recuerde a anteriores etapas, y Eurovegas era una de ellas.

La figura nueva del ‘Centro Integrado de Desarrollo’ fue promovida en la época de Ignacio González como presidente, y estaba hecha a medida de Eurovegas. Contempla varias ventajas administrativas, urbanísticas, fiscales y en materia de juego, como por ejemplo:

  • Que se pueda levantar en cualquier tipo de suelo (salvo en el no urbanizable)
  • La licencia automática de apertura de un nuevo casino
  • Posibilidad de permitir el acceso a menores acompañados de un mayor de edad
  • La opción de conceder créditos a los jugadores
  • El tipo tributario para casinos se reduce un 10% – frente a la tarifa actual que oscila entre el 15% y 40%-.

La Compañía Cordish ha indicado a Diario16 que antes de pronunciarse estudiarán detenidamente la resolución de denegación.

Otro Eurovegas fallido

La empresa familiar Cordish pretendía levantar un megaproyecto en su segunda fase bajo la marca “Live Resort Madrid” donde pretendía construir complejos de ocio, con restaurantes, cines, teatros, tiendas y hasta un casino. La intención era invertir unos 2.200 millones de euros y dar trabajo a 57.000 personas. Los terrenos estaban situados en Torres de la Alameda, a 35 kilómetros de la capital, muy cerca del aeropuerto Adolfo Suarez Barajas.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

3 × 4 =