El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha asegurado que su Govern quiere mantener un “diálogo fluido y regular” con los miembros del Ejecutivo catalán que fueron cesados por la aplicación del artículo 155, ya que en su opinión “tienen mucho que aportar” en su mandato. Este ha sido el primer pleno desde que los 13 consellers del nuevo Govern tomaron posesión el sábado, por lo que se trata de la primera vez en siete meses que los miembros del Ejecutivo han vuelto a sentarse en sus escaños.

Torra también ha advertido a Pedro Sánchez de que no va a renunciar a su proyecto secesionista para sentarse en la mesa de negociación. “No hemos venido aquí a rendirnos”, ha avisado el presidente de la Generalitat al del Gobierno durante su comparecencia en el Parlament para presentar a los miembros de su Govern y su proyecto para la nueva legislatura.

Tras el aviso, Torra ha vuelto a reclamar al presidente del Gobierno que se avenga a tratar “urgentemente” la cuestión catalana y a “tomar riesgos” para negociar “con quien está más lejos”. Mientras tanto, el president ha garantizado que seguirá una hoja de ruta “democrática y pacífica”, como hasta la fecha, ha destacado, mientras que “el Estado no puede decir lo mismo”. Pero consciente de que las posiciones están de momento muy alejadas y de que ninguna de las dos partes está dispuesta a ceder, Torra ha animado a Sánchez a defender su postura “por vías pacíficas ni democráticas”.

Esta tarde, y ya tras la intervención de Torra, se votará por el trámite de urgencia si el Parlament aprueba una ley del PP que busca modificar las prerrogativas que tienen los expresidentes de la Generalitat, para vetar el acceso a algunas de ellas de Carles Puigdemont.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

3 + 12 =