Quizás haya que haberse dado cuenta antes y probablemente esta confesión traiga algunas rencillas familiares, pero es momento de asumirlo y como al mal trago hay que pasarlo rápido, vamos a ello, Juan Perón tenía razón. Sí, la tenía, cuando dijo que ‘todos son peronistas solo que algunos no lo saben’, y las próximas elecciones PASO así lo demuestran.

Históricamente el voto argentino, desde la irrupción del peronismo, se dividió entre peronistas y antiperonistas, siendo ocupado este espacio de manera mayoritaria, en la mayoría de los casos, por la Unión Cívica Radical (UCR). Pero tras la crisis del 2001 la situación mutó puesto que hoy se puede encontrar peronistas y antiperonistas por doquier en los diversos sectores políticos.

Sin embargo, tras los doce años de gobierno peronista en faceta kirchnerista, esta dicotomía recobró fuerza, aunque esta vez no fue la UCR quien monopolizó a la oposición sino que se sumó como actor secundario a una alianza alternativa al peronismo.

Cambiemos entonces se configuró como la opción política para gobernar Argentina y de hecho triunfó en las últimas elecciones, realizadas en 2015. Este año, tal como prevé el sistema electoral nacional, se realizarán las elecciones legislativas de medio término en las que se renovará la mitad de la Cámara de Diputados y un tercio de la Cámara de Senadores. Y como muchos políticos lo han intentado y no lo han obtenido, estas elecciones traen consigo la confirmación del ideario del General Perón.

Hoy son cuatro las alternativas electorales predominantes en la Provincia de Buenos Aires, que es el gran electoral nacional, puesto que renueva 35 Diputados Nacionales que es el equivalente a lo que eligen otros 13 distritos juntos y concentra el 37,01% de los electores argentinos. Y, casualidad o no, las principales figuras que se presentan en cada una de estas opciones fueron funcionarios peronistas.

Inicialmente, y por obvias razones está ubicada en este grupo, la ex presidente Cristina Fernández que al momento de escribirse esta columna, sería candidata el opositor Frente Unidad Ciudadana, pero no es la única, puesto que no hay una opción peronista kirchnerista, valga la redundancia, sino varias.

En el ámbito de la oposición, y como alternativa a Cristina Fernández, también se candidatea Florencio Randazzo, quien fue tres años y medio Ministro del Interior y Transporte de… Cristina Fernández. Pero no se limita a él la cuestión, puesto que la otra fuerza opositora que compite con mayor peso electoral es el Frente 1 País, que lleva como candidato a Sergio Massa, quien fue durante un año Jefe de Gabinete de Ministro de… Cristina Fernández.

Y en el oficialismo no ocurre algo muy diferente, puesto que la primer candidata a Diputada Nacional por Cambiemos en la Provincia de Buenos Aires es Graciela Ocaña, quien fuera durante un año y medio Ministra de Salud de… Cristina Fernández.

Es decir que gane quien gane, ganará un kirchnerista, porque nos guste o no, más del 90% del electorado bonaerense votará un ex funcionario kirchnerista porque adecuando la frase de Juan Perón que citáramos al comienzo de la columna, todos somos kirchneristas, todos somos peronistas.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

4 + Nueve =