Ni habrá pleno en el Congreso de los Diputados ni el presidente del Gobierno en funciones asumirá en modo alguno ni un ápice de la responsabilidad directa por el intento de designación del ex ministro José Manuel Soria –dimitido tras mentir reiteradamente por sus intereses en sociedades particulares en paraísos fiscales–.

La encendida defensa de Mariano Rajoy de la supuesta transparencia y calidad del funcionario que optaba al puesto del Banco Mundial en un inexistente concurso de méritos ha mutado en atronador silencio, un mutismo que solo algunos ministros se encargan de romper para corroborar la nueva estrategia del PP en el escándalo Soria: que sea el ministro de Economía en funciones, Luis de Guindos, el que asuma toda la responsabilidad en exclusiva y todo quede zanjado aquí antes de que se propague el escándalo y afecte a la carrera electoral de diciembre del candidato Rajoy.

Este mismo lunes se constituye la Comisión de Economía del Congreso como antesala de la sesión en la que el ministro de Economía informará de la designación abortada de Soria. Probablemente lo hará este martes o miércoles, después de que el PP haya vetado con el visto bueno de la presidenta del Congreso, la popular Ana Pastor, la comparecencia en pleno de la Cámara Baja, argumentando una vez más que el Ejecutivo se encuentra en funciones.

El ministro De Guindos ha solicitado comparecer a iniciativa propia para informar de la prórroga de los presupuestos de 2016 que enviará a la UE, y de paso también tiene previsto detenerse a explicar el nombramiento frustrado del ex ministro Soria así como del ‘plan B’ finalmente aprobado por el Gobierno para el puesto en el Banco Mundial, el exsecretario de Estado de Economía, Fernando Jiménez Latorre, que también fue apoderado de una sociedad ubicada en un paraíso fiscal. Se da la circunstancia de que tanto De Guindos como Soria y Jiménez Latorre son amigos y compañeros de promoción, la del 84 más concretamente.

Para que no quepa la menor duda de que será De Guindos en exclusiva el que asumirá toda la responsabilidad del escándalo para proteger al candidato Rajoy, este lunes el titutlar de Justicia en funciones, Rafael Catalá, ha subrayado que fue el titular de Economía el único responsable de la designación de Soria para el Banco Mundial. “Es un procedimiento que se lleva en el Ministerio de Economía. En el entorno de Economía es donde está la responsabilidad”, ha señalado Catalá en declaraciones a RNE. Según Catalá, el “fundamento” de la designación es que Soria, al ser funcionario, tenía “derecho” al puesto en el Banco Mundial, aunque también reconoce que las causas que según Catalá “contaminaron” a Soria para seguir de ministro también le afectan a un nombramiento de este tipo en un organismo internacional.

Catalá admite que el Gobierno del PP no valoró “el impacto y la polémica” que evidentemente se iba a generar en la opinión pública española. El titula de Justicia desea que la polémica “debería finalizarse” y critica a “algunos” por intentar según él “alargar el asunto más de lo razonable”,

 

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

quince + 20 =