Se han producido unos disparos contra uno de los despachos del Centro de Servicios Sociales Ramón Pérez de Ayala, en el distrito de Puente de Vallecas, según ha denunciado el sindicato CCOO de Madrid. Los dos impactos de bala fueron descubiertos por los trabajadores al día siguiente y según informaciones de la Policía Nacional al propio centro, se podría estar hablando de una “advertencia o amenaza”.

Una vecina percibió algo a las cuatro de la madrugada pero no llamó a la Policía. “Puede ser por un enfado de un vecino o de un usuario pero es incomprensible que alguien haga eso“, ha comentado Julio Novillo, el delegado de CCOO en el Ayuntamiento.

Estos hechos suponen el límite en la escalada de violencia que padecen estos Servicios Sociales de distrito. El sindicato denuncia “continuas agresiones verbales, actitudes intimidatorias y otras manifestaciones de violencia de baja intensidad” que vienen soportando los profesionales de estos centros, a las que hay que sumar las agresiones físicas (o el intento de las mismas). No hay que olvidar que cuando se habla de agresiones y violencia, el sindicato no se refiere a la tensión habitual que por la propia actividad de los centros se puede originar.

Desde hace al menos cuatro años, CCOO viene poniendo en conocimiento de los responsables municipales estas circunstancias sin obtener prácticamente respuesta. La agresión al trabajador del Centro de Servicios Sociales de Villa de Vallecas en septiembre de 2016 supuso un cierto punto de inflexión y se pudo acordar con la Corporación el establecimiento de un Protocolo de Agresiones por parte de Terceros.

El sindicato denuncia que han pasado casi dos años y este protocolo no se ha implementado en ningún Centro de Servicios Sociales. En algunos se han puesto en marcha algunas de las recomendaciones que se indican y la mayoría de las veces se puede comprobar el desconocimiento que del mismo dicen tener los responsables de los Servicios Sociales de los distritos.

CCOO considera intolerable el desprecio por la salud laboral de las plantillas que demuestran estas actitudes. La Ley de Prevención de Riesgos Laborales establece obligaciones ineludibles para con la seguridad y salud de los trabajadores y trabajadoras por parte de las empresas, en este caso el Ayuntamiento de Madrid, que no puede hacer dejación de las responsabilidades empresariales que la legislación establece respecto del personal a su cargo. En este caso la responsabilidad se concreta en las Secretarías Generales Técnicas de las áreas y en las Secretarias de los distritos.

A pesar de que CCOO manifestó en el Comité de Seguridad y Salud de febrero su malestar por la ausencia de implementación de este protocolo y de que el representante de la Administración comunicó su intención de recordar a los departamentos la necesidad de su puesta en marcha, no se ha adoptado ninguna medida para hacer efectiva la implantación del mismo, para defender la seguridad de la plantilla por encima de las reticencias de los servicios, para garantizar el desarrollo normalizado de la jornada laboral.

CCOO se ha dirigido por escrito a la delegada del Área de Equidad Derechos Sociales y Empleo, al gerente de la ciudad y al concejal presidente del Distrito de Puente de Vallecas, Paco Pérez, para tratar este asunto. A pesar de la gravedad de estos últimos hechos, de los dos primeros aún no ha habido respuesta. Si sigue sin haberla, el sindicato emprenderá las acciones necesarias ante los organismos oportunos para impedir que se siga vulnerando el derecho a trabajar en unas condiciones de salud y seguridad adecuadas.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

15 − nueve =