El Real Madrid afronta una nueva etapa deportiva tras la salida de Cristiano Ronaldo rumbo a la Juventus de Turín. El traspaso del portugués abre un nuevo horizonte en el mercado de fichajes para Florentino Pérez tras varios años sin una incorporación galáctica. Eden Hazard se encuentra en el punto de mira del conjunto blanco para ocupar el hueco dejado por Cristiano, aunque su compatriota y compañero en el Chelsea, Thibaut Courtois, también podría acompañar al extremo en su llegada al club madrileño. El guardameta belga, considerado uno de los mejores porteros de la Premier League, es el elegido para reforzar una de las demarcaciones más cuestionadas en los últimos años.

La temporada 2014-15 fue la última de Iker Casillas defendiendo los tres palos del Real Madrid. Después de dieciséis años en el primer equipo, donde fue indiscutible para todos los entrenadores que pasaron por la entidad blanca, la leyenda del fútbol español fichó por el Oporto. Desde entonces, Keylor Navas ha sido el portero titular del equipo madrileño durante la conquista de las tres Champions League consecutivas. A pesar de ello, la presencia del costarricense en la portería siempre ha sido cuestionada por gran parte de la afición madridista.

Florentino Pérez siempre ha mostrado su deseo de hacerse con un portero de primer nivel durante los últimos años. Sin ir más lejos, el Real Madrid vivió durante el verano de 2015 una de las jornadas más surrealistas de la historia reciente del club. David De Gea, jugador del Manchester United, estuvo a punto de convertirse en futbolista blanco si no fuera porque la documentación necesaria del traspaso no llegó a tiempo a la LFP. Una operación a cambio de 30 millones de euros en la que Keylor Navas hubiera puesto rumbo a la Premier League.

Una oportunidad de mercado

Desde el fichaje frustrado de David De Gea, uno de los futbolistas más cuestionados tras la eliminación de España en cuartos de final del Mundial de Rusia 2018, el Real Madrid ha peinado el mercado de traspasos en busca de un jugador de primer nivel para defender la portería blanca. Varias temporadas después, Thibaut Courtois es el hombre elegido para reforzar esa demarcación. El portero belga acaba contrato el próximo 30 de junio y ha rechazado todas las propuestas de negociación del Chelsea, una situación que obliga al equipo inglés a venderle si quiere sacarle rendimiento económico antes de que pueda firmar libremente la próxima temporada.

La actuación del guardameta durante la Copa del Mundo, donde ha sido reconocido con el Guante de Oro, que destaca al mejor guardameta del campeonato, ha sido uno de los factores determinantes en la decisión del Real Madrid. Hay que recordar que el conjunto blanco se ha especializado en hacerse con los mejores futbolistas de las citas mundialistas, como ocurrió en el Mundial de Brasil 2014 cuando se hizo con James Rodríguez a cambio de 80 millones de euros.

A pesar de su gran actuación en Rusia, la situación del guardameta en el Chelsea provoca que pueda salir del conjunto londinense a cambio de una cantidad que podría rondar los 35 millones de euros. Una cifra ridícula teniendo en cuenta los precios que se manejan últimamente en el mercado futbolístico. La llegada del guardameta de 26 años acabaría con el debate permanente instalado en la portería blanca y daría un salto de calidad a un equipo cuyo objetivo es continuar con la hegemonía en Europa de los últimos años.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

14 + 6 =