Terrorismo Feminicida y excusas plausibles

0

María, Susana, Carmen , Sara , Beatriz o Soledad ,cinco nombres de mujer, cinco nombres con historias de violencia y muerte, geografías humanas  de esas que conforman las  más de 32.000 que habitan por doquier los pueblos y ciudades de una España aún ciega para ver y muda para clamar por la defensa de los derechos humanos más básicos que hoy son privados aún en nuestro país como los de la libertad y la vida ,hoy negados en la cotidianidad  de una sociedad absorta ante la violencia de género e inerte a los cambios fundamentales en los modelos educativos, legislativos y de convivencia necesarios para  terminar con una lacra que hoy nos carcome desde dentro como democracia.

Hoy  estamos en guerra, en lucha permanente  contra un terrorismo del que poco se habla y que pasa inadvertido bajo el titular eufemístico del concepto violencia de género que dibuja la noticia del instante obviando el concepto fundamental del terrorismo feminicida que hoy deja nuestras plazas  y calles sembradas de más cadáveres que los que nos ofreció la banda terrorista ETA o el Yihadismo Radical  en aquellos cruentos atentados que sembraron Madrid de lágrimas, sangre y sirenas.

Así, el terrorismo patriarcal  machista y feminicida deja hoy más de 800 muertes, asesinatos de  mujeres que han sido víctimas de la violencia en nuestro país ante las excusas plausibles de quienes desde el gobierno de la nación sólo han contribuido a dar respuesta a este desafío desde el recorte de las partidas económicas destinadas a la lucha contra la violencia de género que han visto mermadas sus capacidades en un 26% Y mientras esto ocurre, la muerte, el asesinato y  la desigualdad sigue siendo el menú diario de cientos de mujeres que desde el exilio interior de su silencio acumulan los días de dolor y quiebra de su voluntad en un marco de soledad donde la salida a su tortura se muestra lejana. Esta es la realidad de la España del Siglo XXI la de hoy , la que se escribe desde el retroceso de la igualdad como concepto real y en donde la asignación de roles a la mujer y la violencia de control o los micromachismos cabalgan desbocados desde esa tierna infancia y adolescencia en donde los príncipes y las princesas asumen sus papeles a la espera de  la llegada de la madurez.

Triste es observar esto desde el prisma de un ciudadano que clama desde este artículo por la acción decidida de las administraciones públicas más allá de los titulares y el discurso político de un 25 de Noviembre de lazos violetas. Para ello el camino esta claro un aumento del gasto público destinado a la prevención contra la violencia de género, la reforma de la ley de enjuiciamiento criminal al efecto de proteger a la víctima evitando la declaración ante el agresor de aquellas mujeres que sufren violencia de género, la educación permanente en los ámbitos educativos que contribuya a la eliminación de los roles machistas y la violencia de control son sólo algunos de los ejes sobre los que deberían de escribir las políticas activas y útiles para hacer posible que España sea un país de igualdad y libertad plena.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

1 × tres =