Todos los que tienen una casa o un piso bastante amplio suelen contar también con una terraza. Esa porción de la vivienda que se encuentra al aire libre puede ser un lugar perfecto para relajantes sesiones de lectura, para una charla distendida disfrutando de la agradable temperatura de las noches de verano o para una reparadora siesta tras una copiosa comida.

Pero hay que saber sacarle partido. De nada sirve tener una de estas terrazas si no se explota lo suficiente y no se sabe aprovechar todo lo que es capaz de brindar. Hay que buscar la forma de hacer que tu terraza se convierta en un lugar único para que la disfrutes al máximo y, de paso, ser la envidia de todas esas visitas que compartan una velada contigo en ella.

Vamos a ofrecerte una serie de consejos para conseguir un resultado espectacular en tu terraza. Varias pautas sencillas a seguir que apenas te costarán esfuerzo pero que, a cambio, traerán unos resultados más que interesantes y atractivos. Eso sí, como punto de partida os recomendamos encarecidamente buscar una buena compañía para los suelos.

Empresas como Ipe Maderas ofrecen la fórmula perfecta para conseguir una buena base para nuestra terraza. Sus cubiertas de madera para suelos son lo más indicado para empezar a construir algo único y distinto al resto, sin perder calidez ni comodidad. Además, tener un buen suelo es algo que se agradece considerablemente a la larga, ya que requiere una inversión mucho menor en mantenimiento y atenciones.

 

Sigue un estilo concreto

El punto de partida para conseguir que tu terraza sea algo distinto y con identidad propia es hacer que todo lo que lleve siga un mismo estilo. No mezcles elementos ni juegues de forma excesiva con los colores. La saturación nunca es agradable a la vista, como tampoco toparse con un jarrón antiguo al lado de una máscara zulú y una lámpara minimalista de metal. Elige una tendencia concreta y, a partir de ahí, busca todo lo que la siga para dar forma a tu terraza.

Una recomendación para cualquier estilo que se vaya a seguir es utilizar siempre unas buenas tarimas de madera para exteriores. No solo ayudan a conseguir cierto toque de calidez, sino que también ayudan a controlar la humedad del suelo y protegerlo de agentes externos para mantenerlo más tiempo en buen estado.

 

Las plantas son tus aliadas

Una muy buena forma de conseguir un plus de comodidad es conseguir una sensación de naturalidad. Por supuesto, no hay nada más natural que una planta. Surte tu terraza con un buen montón de ellas, elige maceteros con colores que vayan al compás del estilo a seguir que tanto te hemos citado en el punto anterior y busca que el verde vista esta pequeña zona orientada al relax y el confort.

Puedes usar plantas de plástico, aunque lo más recomendable es que sean totalmente naturales. Además, no te preocupes por su mantenimiento y el tener que regarlas, si cuentas con un suelo revestido con tarimas sintéticas MDECK, no tendrás que preocuparte porque caiga agua y pueda dañarlas. Están totalmente preparadas para soportar esto y mucho más a cambio de una atención casi mínima.

 

Controla la iluminación

Haz lo posible por aprovechar al máximo la luz natural que aporte el sol, aunque asegúrate también de contar con toldos que puedan proteger en caso de que la temperatura sea bastante elevada. Si cuentas con plantas, como decíamos antes, lograrás que la sensación térmica sea más agradable, otra opción es un porche de madera para evitar que la incidencia lumínica sea excesiva e incómoda. Por supuesto, también, trata de colocar unas luces suaves y agradables para las estancias nocturnas en la terraza. Una buena combinación de estas puede conseguir un acabado sensacional y la mar de relajante.

 

Los sofás son sagrados

Una mesa, varias sillas o sillones y, por supuesto, el sofá. El gran rey del descanso en el salón de una vivienda también debe ocupar un puesto privilegiado en tu terraza si quieres que esta alcance las cotas de calidad que buscas.

Colócalo en una parte central, con asientos a cada lado y la mesa justo delante. Pero también, si es posible, usa otro para ponerlo en otro lugar que se pueda cubrir con algo que haga sombra. No hay nada como tenderse en un buen sofá para relajarse por completo y disfrutar de la brisa que circula por la terraza. Una cena al aire libre gana muchísimos puntos si se tiene la comodidad de esta pieza tan fundamental.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diecisiete + doce =