La huelga de taxis continúa en Málaga, por lo menos, hasta hoy y sólo se desconvocará según el resultado de la reunión que se mantendrá con Felipe López, consejero de Fomento de la Junta de Andalucía. El sector del taxi pedirá a la Administración un compromiso de que se modificará la normativa autonómica y que se creen sistemas eficaces de control de los vehículos de alquiler con conductor (VTC) que llegan a Andalucía procedentes de otras Comunidades Autónomas. Estos controles, afirman desde el sector, deberán garantizar que no se supere el 20% de los servicios que les permite la ley. Otro punto importante para el sector del taxi es el modo de contratar estas VTC: no podrán captar clientes en la calle y sólo podrían operar bajo precontratación.

Según la reunión mantenida ayer martes por los taxistas, las 35 unidades de la empresa Cabify que llegaron a Málaga para aprovecharse de la época de Feria habrían dejado de prestar servicio para evitar que se provocaran incidentes. Sin embargo, fuentes de la empresa Cabify confirman que no es así y que las unidades siguen operativas.

José Royón, presidente de Aumat, ha recalcado que son los propios taxistas los que están deseando que el conflicto termine pero que lo que no van a permitir es que se incumpla la ley ya que una VTC no puede captar clientes en la calle y eso, según los taxistas malagueños, está ocurriendo en la Capital de la Costa del Sol. “Esto es una provocación y no todos reaccionamos igual”, ha recalcado tras confirmar que las unidades de Cabify están incumpliendo con la ley al recoger a clientes por la calle o en las paradas. Por otro lado, Royón ha hecho un llamamiento para que se cumplan los servicios mínimos y que estén operativos los 290 taxis que deberían recorrer Málaga del total de 1432 que dispone de licencia municipal.

Por otro lado, Eduardo Martín, presidente de Unauto, la asociación mayoritaria de las VTC, afirma que fue agredido el pasado lunes en el aeropuerto de Málaga por un grupo de taxistas. En un comunicado, Martín ha afirmado que “Siempre hemos defendido que los incidentes violentos eran obra de un grupo minoritario del sector del taxi. Tras ver la extensión de los ataques y las agresiones por toda España, lamentamos decir que ya no es así”, para continuar diciendo que “Después de meses de ataques a vehículos y conductores VTC, ayer los taxistas de Málaga intentaron silenciarme por la fuerza”.

Unauto, por su parte, va a solicitar una reunión urgente con el Ministerio de Interior para solicitar que se actúe de manera contundente contra el sector del taxi “que frene la escalada de violencia en el sector y garantice así la seguridad y los derechos de los conductores y usuarios”.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dos × 2 =