Foto: Agustín Millán.

El dicho de “adaptarse o morir” es el que mejor define a un sector como el del taxi. Un nicho empresarial que muchos tiene su tiempo contado. El sector del taxi está en peligro de extinción y para el creador del exitoso método 10 Business Factor, Juan Merodio , la única opción que les queda es transformarse digitalmente.

“Que el taxi tradicional no mire más allá, siga exigiendo estar regulado por una ley como un monopolio o crea que es suficiente con ofrecer una app sin adaptarse a la trasformación digital como cualquier otro mercado, va a suponer a medio plazo su evaporación” asegura Merodio.

No cabe duda de que el sector está inmerso en un proceso de transformación marcado por la digitalización y en un futuro a medio plazo su lucha no será la de compartir el pastel con Uber, Cabify o coches de alquiler por minutos como Car2Go, sino que “la competencia estará en nuevos players como son los coches no tripulados o coches sin conductor, que ya están operando en pruebas en algunos países”, explica.

En las numerosas protestas que se han desarrollado a lo largo del país encabezadas por el sector del taxi, el argumento que más se ha repetido es el hecho de que ellos pagan impuestos en España frente a grandes compañías que no lo hacen y que tienen beneficios fiscales.

Para trasladarlo a otro escenario, Merodio lanza un ejemplo que permite comprender la situación: “Es como decir si es justo que Amazon venda en España y entregue en 2 horas a domicilio, mientras un pequeño comercio no puede hacerlo. Que algo estuviese en el pasado no significa que deba seguir estando. Muchas personas en España que trabajan para estas empresas, son autónomos como lo son los taxistas y pagan igual sus impuestos aquí”.

Y es que para Merodio el que el sector del taxi, en lugar de transformarse digitalmente, siga gastando sus fuerzas en mantenerse, es una guerra perdida. “Ya hay prototipos como cabinas sin conductor para diez pasajeros para las calles o drones para la movilidad inteligente que de aquí a menos de lo que nos creemos estaremos usando. La movilidad inteligente abarata costes para el usuario y los repercute en él para ofrecerle un mejor precio y una mejor experiencia. De hecho es más económico tener un coche privado con conductor hoy que lo era hace 10 años”, añade dicho conferenciante.

Además cree que el  argumento de que la nueva economía hace flaco favor a los derechos de los trabajadores, depende “de cómo se regule y se piense en el trabajador, los derechos de los trabajadores no dependen de tecnologías o de las nuevas economías, sino de la regulación que se les dé y de la mentalidad de cada empresario”, finaliza Merodio.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

2 Comentarios

  1. No conviene confundir trasporte urbano con conductor (taxi) con transporte urbano sin conductor (bicis, patinetes, coches sin conductor,…etc). Yo no he visto a ningún taxista potestar contra estos últimos, como no lo harán cuando haya coche autónomo (creo que le faltan bastantes años). Sí les veo protestar contra las VTC, UBER y Cabify y con razón, a mi modo de ver, pues es un quítate tú para ponerme yo a hacer exactamente lo mismo (yo creo que por mucha tecnología, las VTC consisten en llevar al pasajero en un coche físico, con un conductor físico,… igual que un taxi). La tecnología en las VTC, UBER y cabify se reduce a una simple aplicación de teléfono móvil. En este escenario, prefiero que la administración faculte a nuestro servicio público de taxi a operar con una aplicación de teléfono móvil y con precio pre-acordado, basado en la distancia y el tiempo estimado del trayecto, que permitir que entren los enchufados políticos de las VTC y las multinacionales extranjeras UBER y Cabify a llevarse fuera del país buena parte del dinero que genera el transporte urbano y a cobrarnos a los viajeros lo que les de la gana en cada momento, como ocurre ahora, aunque nos lo digan antes de subir al coche.

  2. lo taxistas tradicionales estan en desventaja debido a q sus impuestos, licencias, permisos etc son mas caros.
    Esto se deberia equiparar
    Los VTC se han aprovechado de agujeros legales para pagar menos impuestos etc y sus empresas hacen evasion de impuestos. Esto deberia acabar

    Por otro lado, el servicio digital con applicaciones de las VTC para mobiles es muy comodo y muchisimo mejor q los taxis tradicionales.
    En esto los taxis tienen q mejorar

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dieciseis − quince =