En la historia del Barcelona hay nombres que se encuentran en la historia del fútbol español. Ni me atrevo a nombrarlos. Para mí, que estoy muy lejos del barcelonismo, hasta me causa respeto nombrarlos. Y aunque haya conseguido varios títulos, a Luis Enrique no le incluyo en la historia de la Masía, ni siquiera en la del fútbol español.

Porque ha tenido en sus manos un potencial que pocos entrenadores se han encontrado. Y lo ha desperdiciado. A pesar de lo logrado. Porque eso, estará en su historial, lo logró por herencia. Si hacen un repaso de los fichajes que el Barça ha hecho con ese asturiano al frente comprobarán que los fracasos superan, de largo, a los aciertos.

Arda, Digné, Denis Suarez, Alcacer y, sobre todo, André Gomes le han costado a su club una millonada de euros. Cierto que el tal Luis Enrique no tiene culpa de la irregularidades del fichaje de Neymar. Es de lo poco en que se salva. De los demás, no.

Soberbio, incapaz de reconocer lo que logró en su pasado madridista porque sí,  fuiste del Madrid y hay fotos besando ese escudo del que ahora repudias, rencoroso, enemigo de los medios de comunicación. Tan aburrido cuando habla en serio como cuando trata de hacer unas bromas. Es tan poco inteligente que su marcha será como el adiós  de alguien del que nadie se acordará.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

15 − seis =