Según El Huffington Post,  Syriza lo ha logrado. Grecia decidió poner fin a la doctrina de la austeridad dictada por la Troyka y  dio la victoria en las elecciones a la Coalición de Izquierda Radical (Syriza), que ya hizo historia en las elecciones celebradas el 25 de enero. Los resultados abrieron un nuevo escenario que pone fin a un ciclo de cinco años de políticas dictadas por la Troyka.

Portugal ha conseguido con la unión de las izquierdas gobernar para el pueblo y ha salido al igual que Grecia del marasmo en que se encontraban.

¿Es qué en España no va a ser posible esta UNIDAD? Si no se consiguiera, la Historia pedirá responsabilidades a sus dirigentes por no querer ponerse de acuerdo.

Syriza es una coalición de partidos de izquierdas y han triunfado. Cabe preguntarse, si España está sufriendo los mismos problemas que tenía  Grecia, lo lógico es que los partidos de izquierdas se unan para vencer al PP, a Ciudadanos, y a otros partidos de derechas en los comicios de 2019-2020, partidos sometidos a los caprichos de la Troyka y lacayos de Alemania y al mismo tiempo solucionar los problemas de recortes, paro galopante, pobreza familiar e infantil, falta de calefacción en miles de hogares, etc. Como mínimo el 29,9 % de la población española se encuentre bajo el umbral de la pobreza y casi otro 25 % de la población española esté a punto de entrar en el mismo umbral de la pobreza.  En España, existen 3.000.000 de niños que viven bajo en umbral de la pobreza, y sin embargo nada se dice de ellos, y han estado durante el curso comiendo una sola vez en los comedores de los Colegios.

Además, el paro, en enero de 2018 se sitúa próximo a los  4.450.000 personas, según la EPA, y en España hay 7 millones de pobres energéticos, es decir, que no tienen calefacción en sus hogares.

Por otro lado 1 millón de jóvenes, desde 2015, la mayoría universitarios han tenido que emigrar a países de Europa, China y EEUU, entre otros, para encontrar un mal trabajo, la mayoría trabajan por un mísero sueldo en restaurantes de comida rápida y tienen 10 o 12 que alquilar un apartamento, en donde se hacinan porque no tienen más sueldo. Y siguen emigrando universitarios,  y aún tienen que irse fuera de España en 2018 y tratar de labrarse un porvenir y ayudar a sus padres.

Sin embargo, observamos que en algunos partidos de izquierdas españoles la desunión es evidente. Existe individualismo político y ganas de medrar. Los ciudadanos y muchos militantes piden a gritos la UNIDAD de las IZQUIERDAS, pero de momento, lejos de alcanzarla se está creando un ambiente hostil, insultante, en ocasiones. La desunión es palpable.

Como señala Coral Bravo, doctora en Filología en Pacto de izquierdas “ No es tiempo de marear a la perdiz, ni de fijarse en las diferencias, ni de enredarse en rencillas partidistas, ni arribistas, ni personales. Es hora de despojarse de débitos y vasallajes. Es hora de ir todos a una. La mayoría de los españoles son votantes de izquierdas.  Ni confiemos en sus marcas blancas del PP, partidos que, como  Ciudadanos, siendo lobos saben disfrazarse muy bien de piel de corderos.  La UNIDAD es el único camino. En caso contrario, este país irá, directamente y sin paliativos, camino del más hondo de los precipicios. Y la responsabilidad no sería sólo de la derecha”.

La misma autora indica, “Es hora de aullar,  decía en una entrevista  periodística en 2007 el Nobel José Saramago, porque si nos dejamos llevar por los poderes que nos gobiernan, y no hacemos nada para contrarrestarlos, se puede decir que nos merecemos lo que tenemos”. También señalaba Saramago que “no conozco nada más estúpido que la izquierda”.

Y debe ser muy estúpida la izquierda española para estar enfrentada internamente, en sus diversas ideologías, a modo de enemigos que compiten por el poder desde bandos opuestos. Socialistas, comunistas, anarquistas, republicanos, socialdemócratas, laicistas, ateos, anticapitalistas parecen todos concentrarse más en las,  muchas veces sutiles diferencias ideológicas que les separan que en los objetivos primordiales que son, o deberían ser, los que les unen. Y parecen olvidarse de que el faro de guía, que disipa los oscurantismos de toda formación política progresista, es la defensa a ultranza de los Derechos Humanos, la igualdad social, los derechos colectivos y una sociedad plural, justa, laica, igualitaria e intercultural”.

«Ser de izquierda es, desde que esa clasificación surgió con la Revolución Francesa, optar por los pobres, indignarse ante la exclusión social, in-conformarse con toda forma de injusticia o, como decía Bobbio, considerar una aberración la desigualdad social.»

Estamos en periodo pre electoral (2019-2020) en el que han aparecido un número importante de partidos políticos de izquierda que por el momento no están unidos, no hay confluencia. Destacamos, entre ellos, según El Huffington Post, a Podemos,  (Nacido del 15M).

Izquierda Unida, que tras numerosas luchas internas, a través de su candidato a la presidencia, se unió a Podemos llegando a formar Unidos Podemos.

Ahora en Común,  nació, esta plataforma con ánimo confluyente que, en un principio, aunó a algunos cargos de Podemos, IU y Equo.

Decide en Común  presentaba este partido con espíritu socialdemócrata, apostando por la convergencia.

La Plataforma Somos Izquierda, se presentó en Madrid aglutinando a militantes de base del PSOE, Podemos, Equo, IU, Alternativa Socialista e independientes de izquierdas, tratando de llegar a la confluencia.

Equo, decidió, en una votación, integrarse con Podemos para ir a las elecciones generales.

También es importante la labor de Las Mareas gallegas en la Unidad de la Izquierda. Debemos recordar a los partidos catalanes de izquierdas, como Esquerra Republicana de Catalunya y a todos los grupos y plataformas republicanas y progresistas.

Este es el panorama de las de izquierdas. Un escenario complejo, muy fracturado y en el que nadie es capaz de asegurar que nada vaya a cambiar antes de las nuevas elecciones autonómicas, municipales y generales  a tenor de los últimos movimientos. Y sin embargo, del 15 M, del no nos representan se acuerdan pocos y los que lo han hecho y se han constituido en partido político han sido atacados por todos los poderes fácticos, partidos políticos, periodistas conservadores, algunos militantes y aparatos del PP y PSOE, más la banca, empresarios y oligopolios.

Si se sumaran todos los votos de las izquierdas, incluyendo como tal al PSOE (para ello su corriente interna Izquierda Socialista tiene que convencer al aparato que lo importante es ganar las elecciones y gobernar para el pueblo, para los ciudadanos que NO SÚBDITOS y tiene que ceder en algunos principios), al margen de todas las disquisiciones metafísicas que tiene cada grupo, es muy probable que los votos de las izquierdas sumaran más de 50%. Para ello, todas las izquierdas tienen que poner de su parte para conseguir la UNIDAD POPULAR, y cuánto antes se pongan a trabajar en ello, porque lo piden los militantes y los ciudadanos esa UNIDAD, antes se conseguirá, y si no fuere así que la Historia pida las responsabilidades pertinentes y ponga a cada uno en su sitio.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorDe la “1812” a hoy. mucho más que el mero transcurrir del tiempo..
Artículo siguiente¿Por qué sanidad concertada no y educación si?
Licenciado en Geografía e Historia (Sección Geografía) por la Universidad de Zaragoza. Agregado y Catedrático de Bachillerato. Desde 1982 imparte docencia como Profesor Tutor de Geografía en la Licenciatura y Grado de Historia, y en la Diplomatura de Turismo en el Centro Regional de Cartagena. Profesor Tutor telemático de Geografía en las mismas carreras. Sus líneas de investigación son Climatología, Medio Ambiente y Tercer Mundo. Entre sus libros figuran: "La estadística y las Representaciones gráficas aplicadas a la Geografía", "La Comarca del Campo de Cartagena. Dependencia climática y Biodiversidad. Retos y Realidades", "El Planeta tierra en peligro (Calentamiento Global, Cambio Climático, Soluciones)". Colaborador de revistas científicas de Geografía en Universidades españolas y en el Instituto Geográfico Vasco, en las que constan algunos artículos como: “La región geográfica”; “Las temperaturas del Campo de Cartagena 1940-1980”; “Aspectos de la Degradación del Medio Ambiente: su influencia en el clima”; “Aproximación al estudio de las corrientes oceánicas y su influencia en el clima. El fenómeno de la corriente de El Niño”; “Aproximación al estudio del Subdesarrollo, Globalización, pobreza y hambre en el mundo”; “Consideraciones en torno al impacto medioambiental de las Fuentes de Energía”; “El arte de conocer el tiempo”; “Precipitación, aridez, sequía y desertificación de la Comarca del Campo de Cartagena”. Ponente y coordinador de varios cursos organizados por el Centro Regional de la UNED de Cartagena. Ponente en el II Congreso sobre Etnoarqueología del Agua en el Campo de Cartagena con el artículo “Precipitaciones, sequía y agua del trasvase en el Campo de Cartagena”. Perteneció como miembro electo al Claustro del Centro Regional de la UNED en Cartagena. Dedicado a la docencia y a la investigación geográfica.

3 Comentarios

  1. Desgraciadamente el problema es que el único partido que realmente es de Izquierdas según esa definición: «Ser de izquierda es, desde que esa clasificación surgió con la Revolución Francesa, optar por los pobres, indignarse ante la exclusión social, in-conformarse con toda forma de injusticia o, como decía Bobbio, considerar una aberración la desigualdad social.» es PODEMOS los demás, sobre todo PSOE e IU, están al servicio de los Bancos y aunque presumen de Izquierda son lacayos de sus amos.

  2. Desgraciadamente el problema es que el único partido que realmente es de Izquierdas según esa definición: «Ser de izquierda es, desde que esa clasificación surgió con la Revolución Francesa, optar por los pobres, indignarse ante la exclusión social, in-conformarse con toda forma de injusticia o, como decía Bobbio, considerar una aberración la desigualdad social.» es PODEMOS los demás, sobre todo PSOE e IU, están al servicio de los Bancos y aunque presumen de Izquierda son lacayos de sus amos.

  3. Creo que la actuación de Syriza y la del Gobierno Portugués no son tan homogéneas como aparentan. Me refiero, entre otras, a la influencia en la profunda depauperación del pueblo griego a la que no ha llegado el portugués.
    Pero poniendo los pies en el suelo, NUNCA se va a permitir a un partido tirar de las alfombras y rebajar las extremas diferencias entre las clases bajas y las pudientes. Lamentablemente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

20 − 5 =