A día de hoy el censo del PSOE es de 177.902 militantes (incluido PSC). Al mismo faltaría añadir los militantes de las Juventudes Socialistas que no tienen doble condición de militante. Como ha manifestado Mario Jiménez “la cifra es muy provisional”, porque no saben quiénes de los que se afiliaron electrónicamente en las últimas fechas han pagado la cuota, ni los que han de llegar de las distintas federaciones vía correo ordinario. Por tanto, da comienzo un proceso congresual sin saber realmente cuántos son en el partido.

Esta situación ha sido motivo de disputa entre los partidarios de Sánchez y Díaz. José Luis Ábalos ha sido tajante: “Comenzamos la recogida el día 20 y hasta el 28 no sabremos qué cantidad real de ese 5% se necesitará”. De hecho durante el Comité, Javier Izquierdo, del PSOE vallisoletano, ha presentado una moción en la que solicitaba que el censo estuviese verificado antes de la recogida de avales, la cual sólo ha sido apoyada por seis miembros.

Desde la Gestora, Jiménez ha manifestado que son los tiempos legales, con sus derechos a verificación y corrección, los que establecen esta diferencia temporal. Igualmente ha advertido que no cree “que a ningún candidato se le ocurra decir que tiene menos tiempo para recoger los avales”. Ábalos, pese a la sorpresa de la diferencia temporal, se ha mostrado contento al saber que por fin existe un cuerpo electoral conocido y que sobre esa base trabajarán.

Patxi López reclamaba, antes de entrar al Comité Federal, que las primarias no fuesen una guerra de avales sino de debate. Como se informó en Diario 16, las palabras de López caen en saco roto porque entre las candidaturas tienen claro que en esta guerra todas y cada una de las batallas son importantes y se tienen que ganar. El jueves pasado Juan Cornejo ya advertía a los secretarios de organización andaluces que había que tensionar el partido y “arrasar” en la recogida de avales. Y algo similar se puede destacar de las palabras de la propia Susana Díaz que ha manifestado que “el aval tienen un enorme valor porque supone el apoyo de un compañero o compañera, al que hay que devolver la confianza.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

5 Comentarios

  1. Lo que esta claro es que la gestora, los barones y todos los “dinosaurios” del aparato del PSOE, se lo pondran muy dificil a Pedro Sanchez y le haran la vida imposible, para que abandone antes de recuento final. Tiempo al tiempo.

  2. Me gustaría que ganase Pedro Sánchez. No me gusta una gestora en donde está toda la maquinaria y la mafia corrupta del PSOE que apoya a Susana Diaz y la preferida de Chávez y Griñan y famosos por la corrupcion en Andalucia y que hacen el paseillo muy reiterativamente hacia los juzgados. Por otra parte el falso de Patxi López en vez de sumar divide como el caso de Marinas que me gustaría verles la cara después del triunfo de Pedro Sánchez porque en el PSOE se debe hacer una catarsis y regenerar el partido de las ideas caducas y los casiquismos que tanto daño han hecho los barones al partido y por un nuevo socialismo que genere confianza e ilusión en España y en europa dentro de la sociedad con unos valores nuevos y de progreso y ser el motor del cambio para combatir el desempleo y toda mafia corrupta en españa.

  3. Yo espero que en estas elecciones los militantes socialistas sepan distinguir y reconozcan fácilmente
    a todos los “ Brutos “ que hay en el partido, lo cual no hicieron en las anteriores, cuando salió elegido
    Pedro Sánchez y los “Brutos “ le apuñalaron a los cinco minutos, también es cierto que su labor no fue precisamente la de aunar.
    Es preciso que sepan discernir quien puede ser capaz de impulsar un nuevo PSOE, donde la “S” y la “O” vuelvan a tener el significado fundacional, por la P y E no hay que preocuparse ya lo tienen actualmente.

  4. El tal Mario Jiménez es digno de estudio.
    Creo que muchos socialistas andaluces le conocen bien, pero los del resto de España no necesitábamos conocerle para nada.
    Con la mayor desvergüenza se ha colocado en la posición de Juez y Parte. Por un lado toma las decisiones en la Gestora (porque, por lo que parece, el asiduo parroquiano de las tabernas asturianas, ha desaparecido del mapa, una vez cumplido su servil papel) y por otro, como portavoz oficial de Susana Díaz, arrima, descaradamente, el ascua a su particular y sobrealimentada sardina.
    Pocas veces se habrá visto un comportamiento tan desleal y descarado.
    Pues aun así se van a dar el batacazo.
    Tiempo al tiempo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

tres + 7 =