Susana Díaz, casi con toda probabilidad, será hoy la candidata más votada en las elecciones andaluzas. Pero, de cumplirse los sondeos, tendrá dificultades para gobernar si, como todo hace indicar, se une la derecha para desbancarla con el voto de PP, Ciudadanos y Vox.

Ciudadanos, su socio de investidura en la pasada legislatura, no repetirá experiencia,  mientras que el PP ha ido más allá para firmar ante notario que no apoyará un Gobierno socialista, como si alguien tuviera alguna duda al respecto.

El resquicio que le queda al PSOE es la confirmación de Teresa Rodríguez de que “no permitiré que una suma de derechas gobierne mi tierra”

Solo le queda, por tanto, mirar a Adelante Andalucía, cuya candidata, Teresa Rodríguez, ha dicho que “ni muerta” gobierna con Díaz.

Eso sí, una cosa es gobernar y otra permitir un gobierno socialista, y ahí abre un resquicio al que podría agarrarse el PSOE para mantener la Junta ya que la lideresa de Podemos ha dejado claro que “no permitiré que una suma de derechas gobierne mi tierra”. Una línea roja que podría ser la salvación de Díaz.

Tensa espera hoy, por tanto, para los líderes políticos de Andalucía.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorLa “victoria” de VOX en Andalucía destruiría la sociedad del bienestar
Artículo siguienteVotar por Andalucía, no contra Cataluña
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cuatro × 5 =