Visita de Susana Díaz al centro Lorca de Granada.

La Coordinadora Andalucía Republicana está dispuesta a denunciar por prevaricación a la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz y a su equipo de gobierno si los restos del general golpista Gonzalo Queipo de Llano continúan reposando a finales de este año en el interior de la basílica de la Macarena.

La Coordinadora Andalucía Republicana acusa a la Junta de incumplir le ley después de 16 meses en vigor

La denuncia contra el incumplimiento de la ley de memoria histórica de Andalucía se decidió en la vigilia antifascista celebrada por esta asociación a las puertas del templo religioso el pasado 18 de julio. Esta coordinadora, que ha presentado un requerimiento a la Junta, llevará a los tribunales también al Arzobispado de Sevilla y a la Hermandad de la Macarena, que son los encargados finalmente de hacer cumplir, junto a la Administración autonómica, la legislación en vigor, aunque la última palabra al respecto la tiene la familia del militar acusado de ordenar la ejecución de más de 50.000 personas en la guerra civil.

Desde el Gobierno andaluz se está a la espera de que una comisión técnica de expertos determine el destino final del militar golpista en cumplimiento del decreto sobre símbolos y actos contrarios a la ley andaluza de Memoria Histórica y Democrática, en vigor desde hace más de un año.

La propuesta impulsada por la Hermandad de la Macarena de trasladar los restos a un columbario que se construirá en el interior del templo religioso antes de finales de este 2018 tampoco ha satisfecho a ninguna de las partes, e incluso la familia –que en última instancia tiene en sus manos la decisión final– aún no se ha pronunciado al respecto.

Este columbario, que sería de acceso restringido para los hermanos y familiares, estaría construido en un recinto privado pero de uso público como es la mundialmente conocida basílica de la Macarena, por lo que los impulsores de esta denuncia no creen que tampoco cumpla con los requisitos de la ley andaluza de memoria histórica.

Esta postura dilatoria de la Administración andaluza se produce pocas semanas después de que la propia Susana Díaz pronunciara unas palabras sobre la memoria histórica que chocaron incluso en las filas de su propio partido en su línea de defensa de la ley de memoria histórica. Díaz instó el pasado junio en Málaga a “construir una sociedad que no mire hacia atrás, sino hacia delante” y dijo ser una firme defensora de las leyes de memoria histórica como elemento que no sirva “ni para enfrentar ni para confrontar”.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

4 × 3 =