Susana Díaz ya es pre-candidata a ser candidata en las primarias del PSOE. Desde que reconociese a varios periodistas en el último Comité Federal del PSOE que estaba “dispuesta e ilusionada” han pasado los días y los rumores, pero ya se ha hecho realidad. “Tengo el honor de anunciar mi candidatura a las primarias del PSOE” han sido sus palabras. Y lo ha hecho rodeada de lo más granado del PSOE actual y del histórico (no el de Rodolfo Llopis). La presidenta andaluza ha querido dar un golpe de mano, en franca unión a su pensamiento y profundas raíces, juntando a aquellos que gobiernan (“En democracia los socialistas siempre gobiernan” ha recordado Matilde Fernández) y a aquellos que han llenado los libros de historia con su hacer en la transformación de España.

Díaz ha hecho un discurso muy enfocado en la alternativa de gobierno al Partido Popular. Si bien ha comenzado con los eslóganes típicos de la lid en la que se encuentra, pronto ha dejado claro que ella se presenta para ganar, no a sus contrincantes internos, sino a los conservadores. “Vamos a gobernar desde la victoria reconciliándonos con la mayoría social” ha dicho. En el plano interno ha pedido que las primarias del PSOE son sean una carrera de marketing y pidiendo respeto y cohesión. “Os pido una cosa, que habléis bien de todos los compañeros y compañeras. Respeto a todas las personas, la inteligencia y la verdad” ha solicitado de la nutrida concurrencia. Las más de 3.500 personas que abarrotaban las salas 1 y 3 del IFEMA se han levantado de sus asientos para aplaudir esa solicitud de unión. Porque de Unión han hablado todos los que han antecedido a la andaluza.

Transformar desde el Gobierno

Comenzó el acto con la intervención de Estela Goikoechea, de Cantabria, aludiendo a la necesidad de gobernar para transformar. “Las grandes revoluciones se dan en los boletines oficiales” ha dicho la representante de las Juventudes Socialistas parafraseando al Felipe González de comienzos de los años 1990s. En el mismo tono se ha expresado el ex-presidente José Luis Rodríguez Zapatero, que parecía muy desconectado durante los discursos con la mirada hacia el cielo, al llegar al recinto ferial madrileño: “Lo que más une es la expectativa de que el partido se recupere y pueda ganar a Rajoy y al PP”.

En ese mismo tono ha discurrido el discurso de Matilde Fernández al recordar los años de gobierno de González. “Aprendí de Luis Gómez Llorente la responsabilidad de gobernar” ha citado la “jubilada” dirigente sindical recordando al que fuera fundador de Izquierda Socialista. Un recuerdo que quería traer a colación que da igual en que parte del espectro socialista se pueda encontrar la persona, lo importante es tener la conciencia de que la transformaciones se llevan a cabo gobernando, incluso antes de gobernar. Ser un partido de gobierno no supone, según las distintas intervenciones, dejar fuera a las personas. Bien al contrario, los socialistas tienen que claro que el PSOE es un partido de gobierno que tiene en cuenta las necesidades sociales y “sabe estar con los problemas de las personas”.

Díaz ha dejado claro cuáles son los tres ejes sobre los que debería girar el PSOE ganador y gobernantes. Primero la lucha contra la pobreza y en favor de la igualdad. Segundo, la lucha contra los populismos que quieren retrotraer a Europa a los años oscuros de los años 1930s y la II Guerra Mundial. Y, tercero, la lucha contra los nacionalismos para que “nadie levante muros y barreras”. En este último sentido ha querido destacar la importancia del PSC en esa lucha. Con la verdad por delante y la recuperación del proyecto federal de Granada (Antonio Balmón, alcalde de Cornellá, lo ha recordado diciendo “ese es nuestro espacio”), es necesaria mayor presencia del PSOE en Cataluña y del PSC en el resto de España, recordando el recién firmado acuerdo de colaboración entre ambos partidos.

Un proyecto a largo plazo

La presidenta de Andalucía ha sido clara, su proyecto, que no es individual sino colectivo según sus palabras, no es un proyecto de mirada corta, ni personalista (“No quiero que digáis que es el PSOE de Susana Díaz”), sino de trasformación a largo plazo y autónomo. “Voy a pedir el voto de quien ponga las luces largas [figura muy utilizada en el lenguaje susanista], de quien hable del futuro, pero del resentimiento ni el rencor” ha dicho. Respecto a la autonomía del proyecto, ha recordado que vencer en las elecciones (y en la primarias) no es por el poder en sí, sino para gobernar y cambiar las cosas. No como otros partidos que recurren a la mentira, a la división, al enfrentamiento y al poder por el poder en clara alusión a Podemos y algún grupo interno. Por ello, si ella ganase las primarias el PSOE “tendría siempre un proyecto autónomo” porque una cosa es pactar con otros y otra entregar el proyecto, en clara referencia a las pretensiones del pedrismo.

La dirigente andaluza ha hecho un recorrido por todos los puntos negros de la actual coyuntura política y social de España, culpa de siete años de crisis y de unas nefastas políticas del partido conservador. Ha recalcado que los socialistas sí gobiernan de otra forma a como lo hacen los demás recordando la labor de García Page, Fernández Vara, Lambán o Puig, así como de alcaldes y alcaldesas. Desea Díaz, de ganar las primarias, representar un proyecto socialista que genere un nuevo pacto social que se enfrente de cara a la cuarta revolución industrial, en el que la educación vaya de la mano de lo económico empresarial (“Tenemos que liderar el cambio en la Universidad”) pero sin costes extras para la ciudadanía, que genere una sanidad universal y sostenible (y blindada de las grandes farmacéuticas) y donde la prioridad sean las personas y la dignidad. La política con mayúsculas que tanto le gusta citar a la trianera.

En este proyecto ha solicitado la ayuda de todas y todos porque ella por sí sola no se ve capaz de hacerlo. Es un proyecto donde las raíces socialistas y personales son valoradas: “Me presento para que suenen todos los acentos que tenemos en España”. Un proyecto en el que se reconozcan las personas porque ha recuperado sus esencias (“Los ciudadanos van a reconocer al PSOE y se van a reconocer en el PSOE”). Un PSOE ganador, con unidad (algo que han remarcado toda la dirigencia asistente), diversidad, respeto y fraternidad. Si Matilde Fernández afirmaba que el PSOE “Unido es fuerte e inteligente y da seguridad a la ciudadanía”, Díaz expresaba su esperanza de recuperar el sentido fraternal dentro del partido. Recordando a Alfonso Guerra, decía que el PSOE “no es una reunión de amigos” pero debe existir el respeto a todas las personas y la recuperación de los lazos fraternos en la construcción de un proyecto común.

El acto ha finalizado con Susana Díaz abrazándose a todas las personas del presente y el pasado que han venido a apoyarla: Abel Caballero, Emiliano García Page, Javier Lambán, Guillermo Fernández Vara, José Bono, José Luis Rodríguez Zapatero, Felipe González, Alfonso Guerra, Ximo Puig, Trinidad Jiménez, Carla Antonelli, Eduardo Madina, Elena Valenciano, Antonio Carmona, David Lucas, José Cepeda, José Blanco, Cipriá Ciscar, Carmen Chacón, Alfredo Pérez Rubalcaba, Marcelino Iglesias, su guardia de corps andaluza y algún que otro perfilero que ha acudido a los actos de los demás candidatos también. Aquí ya se encontraba relajada no como al principio del acto cuando agarró, casi arrastrando a Guerra al escenario, para no verse sola en el mismo.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

5 Comentarios

  1. Ay Susana!Lo llevas claro,lo llevais claro tu y tu secta,perdon,tu psoe.
    llegaras a secretaria general de la secta,pero en las elecciones no te van a votar ni en Cataluña,Ni en el Pais vasco,Ni en Baleares,ni en Castilla Leon(bueno aqui igual si un poquito porque tu eres bonita para la derecha),ni en Galicia y vas a bajar mucho en Andalucia,tu tierra,porque cada dia te soportan menos tus paissanos andalices dado la mala gestion que haces en sanidad y educacion sobre todo,
    ¿Como pretenden que seas presidenta del gobierno de España?

  2. Yo lo flipo. ¿Qué clase de neutralidad de la dirección del PSOE estamos viendo en estas primarias? ¿Quién paga este despliegue de momias etruscas y barones social-liberales? ¿Lo paga la gestora? ¿Lo pagan las Comunidades donde gobiernan estos impresentables? Todo menos primarias. De vergüenza.

  3. ¡Habrá que denunciar a los organizadores a la judicatura!
    ¡El Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid, deberían sancionarlos y abrirles expediente!
    ¿Sabeis lo que han hecho los abrazafarolas partidarios de la sobrealimentada candidata Susana Diaz?
    ¡¡Han estado a punto de provocar otro Madrid Arena!!
    ¡¡Han metido mas de 9000 personas en unos locales habilitados para un maximo de 4830!!
    ¿Y quien lo ha pagado?
    ¿El Grupo Prisa? ¿Telefónica? ¿El PSOE de Andalucía? ¿La Federación Española de Municipios y Provincias, como la anterior? ¿O, directamente la Gestora, ya a calzón “quitao”?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

uno × 3 =